Jesulín, Campanario y la reaparición  de don Juan Carlos con su nieta Victoria

Don Juan Carlos reapareció públicamente con un gran moratón en el ojo a causa de una aparente intervención.

María José Campanario ha reaparecido después de meses de no saber nada de ella. Rumores y especulaciones varias sobre los desencuentros con Jesulín; ingresos hospitalarios que, en el caso de que fueran reales, tampoco serían un problema más allá de lo que supone el control médico. Campanario ya contó hace tiempo que padece fibromialgia, y por tanto, una vez revelado por ella no hay más historia.

Como no podía ser de otra manera estuvo en la plaza de Morón de la Frontera para ver la vuelta de su marido a los ruedos. Mejor dicho, la ‘revuelta’, porque en agosto del año pasado toreó en Cuenca. El empresario Maximino Pérez y una buena oferta económica hicieron lo que no parecía probable una vez que Jesulín había anunciado tiempo atrás que se retiraba. En Morón ha pasado algo parecido. A nadie le amarga un dulce y por 52.000 euros, que es la cifra que se ha barajado, no me extraña que haya toreado, aunque sea por un día.

Campanario: sonriente y comunicativa

Jesulín, Campanario y la reaparición  de don Juan Carlos con su nieta Victoria

María José se mostró muy simpática y accesible en su última aparición pública

Se le ha visto en plena forma, igual que a María José, sonriente y mucho más comunicativa que otras veces. Con ella los periodistas hemos sido demasiadas veces injustos. Es cierto que tuvo sus problemas con la justicia, pero ya cumplió por ello. Igual que sucedió con Isabel Pantoja. Las dos tienen ese punto poco empático pero eso no quiere decir que valga todo.

En el caso de Campanario ha tenido que poner cara de póker ante las apariciones en televisión de amantes que no lo fueron o encuentros estacionales que dejaron de tener actualidad por antiguos. Recuerdo que en una ocasión Jesulín contaba a Manolo Molés con mucha retranca que de ser verdad que había estado con tantas mujeres como se decía habría superado con creces a Julio Iglesias. Últimamente enviaba historietas a través de whatsaap donde aparecía como protagonista imitando a Julio Iglesias y la famosa frase de “Y lo sabes” . Chascarrillos más o menos subidos de tono más propios de un adolescente. Según me contaban también se los enviaba a su mujer, que se partía de risa. “Jesús es así, muy escatológico”, decía.

En plena forma

Jesulín, Campanario y la reaparición  de don Juan Carlos con su nieta Victoria

Dicen que Victoria Federica es el ojito derecho de su abuelo, el rey don Juan Carlos, con quien tiene una relación muy especial.

Campanario estuvo en la plaza de Morón y Jesulín le brindó los toros demostrando que su matrimonio funciona a pesar de las habladurías. El torero tuvo palabras de cariño hacia Enrique Ponce que también formaba parte del cartel junto a Cayetano Rivera. Ponce se encuentra ingresado en Madrid tras la importante cogida que tuvo en la Feria de Valencia. La semana pasada el doctor Villamor le operó de la rodilla. Paloma Cuevas que no se ha separado de su marido salvo para atender a sus hijas me contaba que poco a poco se iba animando: “La intervención ha sido un éxito pero va a tardar en recuperarse. Quería estar en San Isidro, pero ya veremos. Las niñas le visitan todos los días y estar con ellas y que le cuenten sus cosas le distrae”.

Y siguiendo la estela taurina me quedé impresionada al ver al Rey Emérito en la presentación del cartel de la feria de Madrid en las Ventas. Como comentó alguno de los asistentes, alguien parecía que venía de Las Cruzadas con el ojo derecho morado. La explicación me suena bastante extraña, pero si lo dice Zarzuela así será. Por cierto, el cambio de Victoria Federica espectacular. Muy atractiva y con una sonrisa preciosa.