La guerra de los hijos de Isabel Pantoja resuelta a golpe de talonario

Los hijos de Isabel Pantoja escenificaron una “reconciliación” televisada, que pareció un tanto forzada.

Sin elecciones previas, Isabel Pantoja se ha convertido en la presidenta del territorio de Cayos Cochinos. Todos sus movimientos, comentarios, golpes de melena y hasta el clavel artificial que llevaba, se analizan con lupa. Y no sólo en la prensa del colorín, sino en tertulias ajenas al mundo televisivo.Un día antes de que Pantoja tuviera que saltar del helicóptero, en un almuerzo con periodistas, nos preguntaban qué iba a pasar con Isabel Pantoja; si por fin se iba a tirar, si resistiría como superviviente, o si todo era puro teatro y a los dos día se volvería a España.

Hasta estaban al tanto de los acuerdos económicos que ha firmado la cantante con Mediaset. Un dato con el que se ha especulado pero, que salvo la protagonista y los responsables de la cadena, nadie tiene ni idea. El millón y medio de euros inicial subía hasta dos dependiendo de donde se publicara la noticia. Y en este sentido insisto en que hay muchos que hablan y pocos que estén en el ajo del contrato que firmó la “superviviente”. Lo que sí puedo confirmar es que no hubo exigencias y tampoco vetos a nadie.

Isabel Pantoja, protagonista de Supervivientes

La guerra de los hijos de Isabel Pantoja resuelta a golpe de talonario

Isabel Pantoja ha entrado en Supervivientes dispuesta a llegar a la final. / Mediaset.

Solo una petición que por lo que sé sí fue aceptada. Y era que Julián Muñoz (su bestia negra) no acudiera a ninguna de las galas que se organizan en torno a los “isleños” de Cayos Cochinos. La que podría acudir sería Mayte Zaldívar, otra perjudicada del exalcalde de Marbella y sus tropelías. Aunque me dicen que vive tranquila desde que salió de la cárcel tras cumplir condena y lo que menos la atrae en estos momentos es volver al mundo televisivo del “tú más”. Recordando su histórico, fue ella la que destapó la famosa historia de las bolsas de basura con dinero que llegaba a su casa de la mano de su marido. Aquella venganza verbal fue el principio del fin. Y como el título de la película de Berlanga fueron Todos al la cárcel.

Ahora Isabel Pantoja, reciclada en Supervivientes nos va a dar muchos días de gloria. Y por defecto a sus colaterales. Ella es una especie de agencia de colocación y todos los que pasan por su vida encuentran un buen filón para engrosar sus bolsillos. El único que se ha quedado al margen por elección propia ha sido Agustín Pantoja. Un día se plantó y dijo que no quería la fama y así se ha mantenido. En la otra cara de la moneda Pantojil se encuentran los hijos. Han sido los primeros en iniciar la carrera del talonario. A ver quién da más.

Kiko vs. Chabelita

La guerra de los hijos de Isabel Pantoja resuelta a golpe de talonario

Jorge Javier Vázquez medió para que Kiko y Chabelita acercaran posturas.

Como el afecto fraternal nunca ha sido excesivo en este último año, han rentabilizado los enfrentamientos a través de las declaraciones de uno y otro. Algunas muy fuera de lugar, como el último comentario de Chabelita sobre Irene Rosales (la mujer de Kiko) o de cómo su hermano le dio un porro en una ocasión. Kiko no se quedó atrás y aún le queda artillería pesada contra su hermana. La gran noche del helicóptero aparentaron un buen rollo que no era real. Me contaban que fuera de cámara ni se dirigieron la palabra. Habrá que esperar a ver si hacen las paces en la intimidad o a golpe de talonario. El amor entre los hermanos Rivera y Pantoja sí tiene precio.