Ana Obregón no quiso perderse esta cita con los premios Escaparate, donde recogió un cheque para la investigación del cáncer.

Ana Obregón en los premios Escaparate 2019.

Ana Obregón es una mujer a la que admiro, y más desde que ha hecho de la lucha contra el cáncer de su hijo una manera de visibilizar una tragedia que padecen muchas familias. “Anita la fantástica” (como siempre la hemos llamado) dejó de serlo el día que tuvo que enfrentarse a la dura realidad. Habrá personas que lean esto y que piensen que exagero y que ha hecho lo que hacen millones de padres cuando tienen un drama como el que ha pasado su hijo Álex.

Efectivamente así es. Lo que sucede es que al ser un personaje público visibilizar su situación ayuda. Y no sólo eso, sino que está totalmente implicada en apoyar a fundaciones como Aladina y a la propia asociación española Contra el Cáncer. Este verano presentó la gala organizada en Marbella, gratis total, junto a Boris Izaguirre. Esa fiesta recaudó más de trescientos mil euros. Y el viernes Ana Obregón volvió a demostrar su solidaridad cuando recogió un cheque para la investigación del cáncer .

Ana Obregón, encantadora y solidaria

Ana Obregón no quiso perderse esta cita con los premios Escaparate, donde recogió un cheque para la investigación del cáncer.

Ana Obregón en los premios Escaparate 2019.

Viajó a Sevilla, donde la revista Escaparate entregaba sus premios anuales en una gala que ya la hemos bautizado los periodistas como “la Gran Gala” (con mayúsculas) y donde se dieron cita personajes de primera fila. Todos los que acuden a la llamada del periodista Mario Niebla, creador de estos reconocimientos, no cobran ni un euro. Esta norma que implantó Mario hace trece años, cuando fundó “los Escaparates” no sólo es llamativa, sino inusual. La mayoría de las fiestas a las que acuden los famosos estos exigen cobrar, pero en la de Sevilla los que acuden lo hacen en agradecimiento porque tienen su currículum profesional y por eso se les premia.

A pesar de la situación en la que se encuentra Ana con la recaída de Álex, estuvo encantadora; charló con la prensa y aseguró que no le afectaba en absoluto que la hubieran eliminado de MasterChef Celebrity. En realidad el programa se acabó de grabar en julio pasado, con lo cual ha tenido tiempo de asimilarlo antes de mostrar al mundo lo desastre que es con los fogones. “Ni sé cocinar, ni me gusta. A lo más que llego es a preparar bocadillos calientes en la sandwichera” bromea. “Anita Dinamita”, vestida con un diseño muy para ella firmado por Alejandro de Miguel, no se quedó al cóctel ni al día siguiente acudió al almuerzo con flamenco incluido, que es la guinda que Mario Niebla ofrece a sus invitados.

Fernando Martínez de Irujo habla de Cayetano 

Ana Obregón

Siempre conciliador, Fernando Martínez de Irujo no quiso hablar de las polémicas memorias de su hermano Cayetano.

Quien no se lo quiso perder fue Fernando Martínez de Irujo. El hijo de la añorada duquesa de Alba representó a su hermano Carlos que recibía esa noche el premio al mecenazgo. Recordó que dos años atrás el palacio de Dueñas fue el lugar donde se celebraron los premios Escaparate. Fernando, que es el más componedor de todos los Alba, no quiso entrar a valorar el libro que ha escrito su hermano, donde no deja títere con cabeza. Son las cosas de Cayetano. Es como un volcán. Se enfada y al poco rato ya se está disculpando. Tiene un carácter muy especial. Es quizás el más parecido a mi madre”.

Me contaban amistades suyas que no está de acuerdo con los ataques directos al titular de la Casa y a sus tres hermanos mayores, que le parecen totalmente injustos, pero públicamente no echa más leña al fuego. El marqués de San Vicente del Puerto es una buena persona que tiene su trabajo y procura suavizar las polémicas familiares y más en este caso, donde todos coinciden en que la catarsis del duque de Arjona ha sido desmesurada.