Los 50 de Eugenia Martínez de Irujo: feliz y "casada"

Eugenia Martínez de Irujo ha alcanzado la cincuentena en uno de sus mejores momentos.

El lunes pasado Eugenia Martínez de Irujo cumplía su medio siglo de vida. Días antes comentaba con sentido del humor que no se podía creer lo rápido que pasaba el tiempo. “¡Si ya soy una cincuentona y hace nada tenía cuarenta!. Eso sí, feliz como una perdiz”. A mediodía no hubo más celebración que un almuerzo en su casa al que acudieron un par de amigas y su hija Cayetana que volvió a vivir con mamá. El experimento de pasar una temporada con su padre y estudiar en Sevilla duró quince días. No resultó y regresó a Madrid donde se encuentra su círculo y su vida hecha.

La razón de este cambio de opinión no tenía que ver con temas académicos porque en este sentido tanto Francisco Rivera como Eugenia son bastante exigentes; lo que ambos querían era que aprobara COU donde ella se encontrara más centrada. “Volvió porque en Madrid se divierte muchos más. Tana tiene 19 años y está en esa edad que si te opones es peor”. El caso es que Cayetana junto con el novio/marido Narcís Rebollo, se encargaron de organizar a la “cincuenteañera” un cumpleaños por todo lo alto el pasado viernes.

“Ya soy una cincuentona”

Los 50 de Eugenia Martínez de Irujo: feliz y "casada"

La pareja, que se casó en Las Vegas, no piensa oficializar su matrimonio en España.

En este fiestón (mucho más movido que cuando cumplió cuarenta y lo celebró en el palacio de Liria) reunió a todos aquellos amigos que forman parte de su vida pasada y presente. Y también a conocidos, que sin ser íntimos, han sido importantes a lo largo de los años. Los cincuenta son una fecha redonda y aseguran los que están en el ajo que va a ser una convocatoria de las de no olvidar. La vida de Eugenia cambió de la noche a la mañana con la llegada de Narcís Rebollo, presidente para España y Portugal de la discográfica Universal.

Por fin entraba en su vida un hombre con la vida laboral resuelta, divorciado, padre de dos hijos y con un curriculum sentimental al margen de la popularidad de sus anteriores parejas. Ya fuera Nicolás Vallejo-Nágera, Gonzalo Miró, Coronado o mucho antes Miguel Báez Litri (ex marido de Carolina Herrera) o el propio Francisco Rivera. Todos ellos con un listado amoroso largo y extenso. Con Rebollo dejó de esconderse y de temer a los paparazzis en sus salidas públicas, como hacía con los novios anteriores. Y lo más destacado que cuando acompaña a Narcís en viajes fuera de España por motivos de trabajo el importante es él.

Elena Tablada y Javier Ungría, todo preparado

Los 50 de Eugenia Martínez de Irujo: feliz y "casada"

Los que sí que tienen todo preparado para darse el “sí quiero” son Elena Tablada y Javier Ungría. Será el 8 de diciembre en Cuba.

En las galas de los Grammy a la pareja la colocaron en un lugar destacado por ser Rebollo directivo de Universal, no porque ella sea la hija de la duquesa de Alba. Allí importan cero los títulos y en cambio mucho más el lugar que ocupas en el organigrama de la industria musical. Y me cuentan que a Eugenia no ser la protagonista en ese tipo de actos y que lo sea su novio le encanta.

Por cierto que su boda en Las Vegas en las que se vistieron de Marilyn y Elvis no va a tener repetición en Madrid. “Ya me he casado una vez, explicaba la pequeña de los Alba tras su enlace peliculero que no tiene validez en España pero para los efectos sentimentales sí. Y quien si tiene todo listo es Elena Tablada y Javier Ungría. Se casan el 8 de diciembre en la misma iglesia de La Habana donde lo hicieron los abuelos de Elena.