Cristina Pedroche y Urdangarin: la cara y la cruz de estas Navidades

Cristina Pedroche y Urdangarin: la cara y la cruz de estas Navidades

A diferencia de otros años donde el efecto Pedroche y sus estilismos se convierten en un campo de batalla verbal entre sus seguidores y los contrarios, en esta edición el equilibrio ha sido muy igualitario. Ha sido capaz de crear un interés mediático importante y más cuando casi revoluciona las redes al aparecer un día antes aparentemente sin ropa en la Puerta del Sol. La televisiva iba vestidita pero la magia del pixelado creaba el morbo.

Con esa puesta en escena pasó algo parecido. Cuento esto para felicitar a los responsables de crear tanta expectativa, al gabinete de comunicación de Adriana Penedo y Sergio, porque esa misma noche la prensa ya tenía las fotos y la explicación de cómo se había gestado el exótico diseño. Y por supuesto a Josie. Este periodista experto en moda se ha convertido en más que un consejero áulico. Desde hace varias campanadas ha conseguido lo más difícil todavía que es convertir a Pedroche en personaje controvertido por los modelos que luce la última noche del año.

Cristina Pedroche: protagonista de la Nochevieja

Cristina Pedroche y Urdangarin: la cara y la cruz de estas Navidades

Cristina Pedroche y David Muñoz durante las Campanadas. / Redes sociales.

Su primera aparición llegó de la mano de la diseñadora ibicenca Charo Ruiz. El modelo de transparencias y encaje se convirtió en referencia, lo mismo que pasó con un vestidito blanco que lució la princesa Leonor en su primer verano en Mallorca. En aquel momento no estaban las buenas maneras de Josie. Ninguno de los que rodeaban a Cristina le agradecieron el detalle de no cobrar los dos modelos que le hizo para aquella primera aparición que marcó lo que se convertiría con el tiempo en el “efecto” Pedroche.

Ya es agua pasada y como decía más arriba este año no hay controversia ni ataques furibundos de un sector que sigue sin entender que no hay que mezclar reivindicaciones con espectáculo. Cristina Pedroche me cae muy bien. Es divertida, lista y no se ha reinventado un pasado de “niña bien” como si han hecho otros personajes que en cuanto pueden sacan a pasear blasones inexistentes. Está muy orgullosa de ser vallecana (barrio de Madrid ) y del trabajo de su madre como empleada de limpieza en colegios.

Las navidades de Iñaki Urdangarin

Cristina Pedroche y Urdangarin: la cara y la cruz de estas Navidades

Iñaki Urdangarin junto a la infanta Cristina en Vitoria.

Cuando se enamoró del cocinero de moda hubo quien no apostó por esa relación. No solo va viento en popa sino que gracias a ella la economía del profesional funciona en la actualidad como un reloj suizo. Se encargó de poner en orden las cuentas, de organizar su vida ante momentos de esas dudas existenciales que sacuden a los genios en la disciplina que sea y hasta le hizo un préstamo para que el negocio de restauración evolucionara. Que Pedroche salga con mucha o poca ropa, con modelos estrafalarios ya forma parte del anecdotario de Nochevieja.

Algo así como el “vuelve a casa, vuelve por Navidad”. Quien sí lo ha hecho ha sido Iñaki Urdangarin gracias al permiso que le ha concedido Instituciones Penitenciarias para pasar cuatro días con su familia en Vitoria. En este caso la polémica se ha centrado en si en esta primera salida pública era necesaria esa puesta en escena tan aparatosa recibiendo el apoyo del vecindario. No hay que olvidar que el marido de la infanta Cristina cumple condena por sus tropelías en el Caso Nóos.