Ágatha y Luismi, Cayetano y Eva: parejas con problemas

Ágatha y Luismi, Cayetano y Eva: parejas con problemas

Hace una semana no habría escrito lo que sí voy a hacer ahora. Y no lo hago influida por el efecto prenavideño que parece que atempera los malos rollos. Al cierre de esta crónica, estoy casi segura que no todo está perdido entre Ágatha Ruíz de la Prada y Luismi Rodríguez. Él me ha reconocido que ha metido la pata y que Ágatha tiene razón con su frase “a santo de qué tiene que besarse con nadie”. Y esto fue lo que hizo con Marcia Delele en plena calle y con un paparazzi inmortalizando la historia.

“He sido demasiado ingenuo, porque creo que fue una encerrona. No quiero saber nada de ese tipo de gente”, me contaba por teléfono desde Desguaces La Torre, su empresa. “Llego a las nueve de la mañana y me voy a las diez de la noche. No salgo a ningún lado”. Creo que Ágatha lo va a tener en el purgatorio durante menos tiempo de lo que él se cree. Eso sí, tendrá que hacer méritos y por lo que sé ya los está haciendo. ¿Y por qué digo que esta historia va a tener un final feliz? Pues por algo tan simple como es el que la diseñadora no lo ha bloqueado.

Ágatha y Luismi, ¿se reconcilian?

Ágatha y Luismi Rodríguez en una fiesta el pasado mes de noviembre.

Ágatha y Luismi Rodríguez en una fiesta el pasado mes de noviembre.

Las cuarenta y ocho primeras horas tras la publicación en Semana del reportaje, Ágatha estuvo muda y con un mosqueo de aquí a Lima. Después se fue apaciguando y volvió a restablecer la conexión afectiva con Luismi. Y mi teoría es que cuando no quieres saber nada de la otra persona no tiendes un puente. Cierras la puerta y hasta otra, Maricarmen. Y no lo ha hecho. Ágatha me contaba que en fin de año se suele marchar fuera de España. Esta vez, y antes de la metedura de pata del empresario, unos amigos que viven en la República Domicana la habían invitado con Luismi a pasar esas fechas en el Caribe.

“Tienen un velero que es la pera y el viaje es de lo más apetecible”. Poner tierra y mar por medio para que la reconciliación sea discreta es la mejor opción. Y otra variable que también está funcionando y es favorable al empresario son los consejos de ciertas amistades a las que nunca les ha gustado Luismi. Y me aseguran que basta que a Ágatha le digan que no vuelva con él para que haga todo lo contrario. Como decía al principio, tendremos otro capítulo de esta relación que comenzó hace dos años y que fue la sorpresa de aquella primavera.

Cayetano Rivera y Eva González

Ágatha y Luismi, Cayetano y Eva: parejas con problemas

La pareja formada por Eva y Cayetano no pasa por su mejor momento.

Y espero que Cayetano Rivera y Eva González se mantengan al margen de comentarios desvirtuados que lo único que les puede hacer es un daño irreparable. Los resentimientos son malos. Desconozco si la amistad del torero con la abogada viene de tiempo atrás o no. Lo que sí puedo confirmar es que Cayetano no es hombre de tonteos ni de coqueteos, a diferencia de otros hombres de su mismo perfil. Y esta manera de ser es la que hizo que adoptara a la hija de Blanca Romero cuando se casaron.

Por el momento, Cayetano no ha puesto ninguna demanda. Sí están preparadas las de Karelys Rodríguez, según me confirma Cinthia Ruiz, experta en Derecho al Honor. “Es una barbaridad lo que han hecho con ella dando datos personales. Está muy agobiada y solo sale de casa para ir a trabajar. Estaba pensando incluso en no viajar a España en Navidad. Y le dije que de eso nada, que no puede hipotecar sus vacaciones”. La joven abogada hizo las prácticas en el despacho de la que ahora es su defensora legal.