¡Os revelo el mejor secreto de la belleza!

Hoy quiero hablaros desde mis 25 años profesionales. Se dicen pronto, ¿no?

25 años mimando pero también batallando con bellezas, actrices, mises internacionales, mujeres de a pie, celebridades, y las que pretendieron serlo y no llegaron, o por lo menos aún no lo ha visto el mundo. ¿Queréis sus nombres y apellidos? Estaban mujeres quienes desde mis inicios, no solo maquillé y peiné, sino para las que además aún sigo de consejero, psicólogo, mediador, y hasta guardaespaldas, o incluso, sigo siendo cercano a ellas, pero diplomáticamente solo a distancias largas. De todas estas, » las mujeres de mi vida» (y lo colocó entre comillas para que lo recordéis), pues esa carátula de mi libro, con ese titular, aún no tiene foto de una cara protagonista, pues muchas veces en mi mente la he cambiado, justo porque aunque yo jamás las he traicionado, ni lo haré jamás, pues como caballero valgo más por lo que callo que por lo que digo, y quienes de verdad conocéis la esencia de David Deibis como amigo, sabéis que mi esencia contiene ese principio. 

Pues bien, ellas me han enamorado o también decepcionado,  justo por este secreto de belleza, que no es el no haber usado el maquillaje de la firma más costosa, ni por una técnica específica, mucho menos aún estoy hablando de tratamientos unidos a la ciencia y tecnología, estos nuevos que hasta a mí, que lo he visto como el futuro, y que personalmente he vivido todos en carne propia, ¡sé que pueden que no sirvan de nada!

Bellas y bellos, o quienes pretendáis serlo, o ser jóvenes por siempre, os digo en voz muy baja, la belleza atrae y fascina, nos encanta, y eso nadie lo puede negar, pero… La hermosura sin carisma se queda hueca, vacía y es frívola, porque en realidad, lo que de verdad cautiva y perdura siempre es ¡¡LA ACTITUD!!

 

Sí, actitud es la verdadera belleza.

Sí, actitud es la verdadera belleza.

 

La auténtica belleza empieza siempre aceptándonos a nosotros mismos de forma íntegra. Eso que se llama personalidad jamás se podrá maquillar, peinar, vestir u operar. La autenticidad es la verdadera fórmula para triunfar, ¡la autenticidad es la verdadera belleza! Seguramente estáis leyendo esto y dirás, pero ¿Deibis no vive de lo que genera económicamente  y promueve la frivolidad? Pues sí, amigas y amigos, pero ese Deibis con sentido común, desde este ingrediente de la humildad, cosa que también cabe destacar, pierden quienes pretender ser lo que seguramente en su engaño sabrán que nunca serán, no solo la humildad, sino que la falta de humildad resta belleza.

Para poneros un ejemplo, es como si estuviérais impolutas en un total look de la mejor firma, pero con 10 días días sin haberos duchadol. Si muchas de mis clientas y ya amigas me estáis leyendo, sabéis que de entrada si me lo permitís, voy más allá de estar callado mientras os embellezco, siempre os hablo de que que belleza es ese compendio de actitud, carisma y humildad, ¡la fórmula perfecta!

También siempre a mis más cercanas mujeres os muestro la gran diferencia entre ser bella, ser elegante, tener charm, o tener clase

De algunas de estas actitudes, muy distintas todas, se puede sobre ellas reeducarnos, instruirnos, practicarla, pero… tengan cuidado si la usan como disfraz y de verdad no la hacéis parte de vuestra vida, pues en algún momento ese disfraz os traicionará y os dejará en muy fea y pública evidencia.

actitud, carisma y humildad, ¡la fórmula perfecta!

Actitud, carisma y humildad, ¡la fórmula perfecta!

  • Tener clase no es llevar la mejor ropa, ni las joyas más caras. Con esto se nace señores. Tampoco tiene que ver con la belleza, pues he visto, de familias muy pobres y sin nada de educación ese gen. Es como una célula que se lleva por dentro y aflora en modales y ejecutando otra gran verdad : «Elegancia es nunca hacer daño».
  • Tener charm es tener encanto, finura, saber sonreír, y no desde unos dientes con carillas, sino desde nuestra mirada. Dicen que los ojos son el espejo del alma, así que sonrían desde allí, si no os apetece, quizás eso también sea personalidad, y no todos los reales precisamente se hacen selfies con la sonrisa cuadrada. Acá la buena noticia es que el carisma sí se puede potenciar, si es desde la honestidad, por supuesto. Charm es también ser encantador. Conozco también nombres y apellidos, con ese don nato, otras a quienes también conozco solo llegan hasta el nivel «encantadoras de serpientes».
  • Ser elegante no es dar consejos sobre estilos, hablar sobre diseñadores o lo que es tendencia , quién o qué lo dictamina o no, y ojo, no voy a acribillar a estilistas o blogueras que se ofenden por este título y exigen ser ahora denominadas » influencers». No, queridas amigas, elegante es saber leer, conversar, usar un tono bajo de voz, saber caminar, saber usar los cubiertos y, sobre todo, «saber estar», esto por supuesto.  También va directo a los racistas, quienes señalan colores de pieles, creyendo que tiñéndose el cabello pueden ser superiores y pertenecer a una alta clase social o religión, o lo que es peor, cambiar su verdadera raza.

Y por ultimo en este post, pues blog «literalmente, es tener una interacción directa»  honesta y desde la personalidad, no voy a frivolizar colocando fotos de mujeres bellas a quienes maquillo, o mujeres con clase, o clientas de alta sociedad, o incluso esas mujeres de altas jerarquías reales con las que he viajado en vuelos privados y mucho menos fotos de mis mujeres del día día , las más auténticas, las que si escucharon lo que significa la verdadera belleza.

Dedico esto a vosotros los inteligentes, porque habéis llegado hasta este último párrafo sin esperar una imagen de famosa que os entretuviera. Solo veréis mujeres reales.

Y pido disculpas a la mediocridad que esperaba nombres y apellidos de mucho valor, pero lo dije al principio, por mucha admiración hacia ellas, o traición de ellas, jamás venderé a las » Mujeres de mi Vida» , pues mi único objetivo de vida es brindar belleza.

cabecera