Las Campos: Las coquinas de Teresa Campos que no quiso comerse Bigote y los hábitos alimenticios del chileno

maría-Teresa-campos-y-bigote-1200

María Teresa Campos y Bigote Arrocet han ocupado gran parte de la segunda entrega de Las Campos que sigue centrando gran parte de su temática en la comida.  Gracias al docureality nos enteramos de que Bigote ha sido vegetariano durante 25 años y suele ser maniático con los alimentos que come. La pareja acudió a un restaurante donde él pidió un steak tartar, ya que ha de ingerir carne “una vez a la semana porque tiene vitamina B12”.

 

Teresa, mientras tanto, no cesaba de insistirle de que pidiera algo para compartirlo con ella, porque no suele tener buen apetito y no le gusta dejarse la comida en el plato. Después de mucho discutir, porque Bigote le insiste en que coma más, pidió unas coquinas, de las que solo cató unas pocas. La mayoría se quedaron en el plato. Y aunque María Teresa casi le implora para que las pruebe e incluso bromeó amenazándole con una, Bigote se mostró inclemente. No le gusta ni el marisco ni el pescado. Y puso en duda la calidad de “salvaje” de una lubina que quería pedirse su pareja. Finalmente, se mostró magnánimo y le picó dos verduritas del plato.

Terelu y su colección de quesos y las críticas de los nutricionistas

Otro tema de interés fue la relación que mantienen Kike Calleja y Terelu. María Teresa Campos dio a entender de una forma muy clara, utilizando una palabra de la serie “Sexo y Nueva York”, que son mucho más que amigos.

Los hábitos alimentario de Terelu también despertaron interés de nuevo. La hija mayor de María Teresa Campos pedía a los paparazzi que no le hicieran foto mientras se comía unas porras. Acudió a hacerse un test genético para averiguar porque había engordado, y le dijeron que las grasas era lo que más le perjudicaba, y que no le venían bien ni los quesos ni el paté, motivo por el cual Terelu hizo una limpieza en el refrigerador tan profunda que dejó la mesa de su cocina como el mostrador de una tienda de ultramarinos.

Hay nutricionistas que han criticado en medios como El País la actitud de Terelu y algunas de las aseveraciones que se han hecho en el programa, como la supuesta maldad de los lácteos y lo absurdo que resulta que tome leche endulzada con Stevia y Cola Cao. Hay quien, como María Patiño, que padeció una bulimia, asegura que es muy perjudical que se hable tanto de la obsesión por adelgazar por parte de una persona con tanta proyección pública, ya que puede influir en estractos de la poblacións sensibles a los problemas alimentarios.

El programa consiguió 243.000 espectadores, 100.000 seguidores menos que los 2.361.000 seguidores que vieron el programa la pasada semana. El share fue del 17,5%.

Estos son algunos de los mejores momentos del programa.

Bigote pinta un arbol


Boxeo y zumba: Terelu empieza a ponerse en forma

Terelu compra bragas en el mercadillo y regatea


  María Teresa, fan de las camisetas de Edmundo

 

Déjanos tus Comentarios