Bertín Osborne y Fabiola Martínez, muy pendientes de la evolución de su hijo

Bertín Osborne y Fabiola Martínez, muy preocupados por la salud de su hijo Kike

Bertín Osborne y Fabiola Martínez, muy preocupados por la salud de su hijo Kike.

Aunque no ha sido algo que hayan querido compartir, este mes de enero está siendo amargo para Bertín Osborne y Fabiola Martínez. Si en sus redes nos contaban con gran alegría cómo habían pasado el día de Reyes junto a sus dos hijos, ahora hemos sabido que la tranquilidad no les duró mucho.

Poco después de este familiar momento, tuvieron que ir al hospital con Kike, ya que no se encontraba bien. Allí los médicos le intervinieron de unas fracturas en los fémures. La primera intervención fue el día 7 y, sin haber abandonado la UVI, volvió a ser operado pocos días después.

Kike da una nueva lección de fortaleza

Bertín Osborne y Fabiola Martínez, muy preocupados por la salud de su hijo Kike

Para Fabiola y Bertín, el bienestar de su hijo Kike es una prioridad. / Redes sociales.

El próximo 31 de enero, Kike cumplirá 12 años. El pequeño nació con una lesión cerebral provocada a causa de una infección por Listeria. Desde que nació su camino no ha sido fácil pero siempre ha mantenido una fortaleza y unas ganas de superarse que sus padres han fomentado y admirado.

Fabiola y Bertín siempre han querido que su hijo lleve una vida lo más feliz y cómoda posible, que poco a poco supere barreras y, precisamente por ello, tras el verano decidieron que el pequeño se sometiera a una difícil intervención. Sus músculos no crecen a la misma velocidad que sus huesos y el resultado de esta operación sería conseguir que no tuviera que pasar toda su vida en una silla de ruedas. Que recupere movilidad y, con ella, cierta independencia. No fue fácil, pero todos estuvieron junto a Kike en estos duros momentos y también en los de la posterior recuperación. Un tratamiento para el que también recibe largas sesiones de fisioterapia.

Ya en casa

Bertín Osborne y Fabiola Martínez, muy preocupados por la salud de su hijo Kike

Además de hacerlo en casa, Fabiola también le dedica bellos mensajes de ánimo y reconocimiento a su hijo en público. Está muy orgullosa de todos sus avances. / Redes sociales.

Tras estas semanas de incertidumbre, en las que todos lo han pasado mal, parece que Kike ya está de nuevo en casa. Así lo ha confirmado el entorno del matrimonio a la revista Lecturas. Allí puede seguir con su recuperación de una manera más relajada y cómoda, al calor de su gente y de los lugares que conoce.

A pesar de lo fuerte que Kike ha demostrado ser, de las ganas de aprender y seguir mejorando, esto no evita que sus padres se llenen de preocupación cada vez que algo le sucede. Igual que les pasa con el pequeño Carlos, que ahora está estudiando fuera y su ausencia no está siendo fácil de gestionar para ellos.

Déjanos tus Comentarios