Benedicto XVI se despide de El Vaticano y se convierte en Papa Emérito

Benedicto XVI en CastelgandolfoYa es oficial. Desde las 20.00 horas del 8 de febrero Benedicto XVI se ha convertido en Papa emérito de la Iglesia Católica, dejando vía libre para la elección de su sucesor. En el Vaticano se ha iniciado ya el período de «Sede vacacante». Ovacionado por multitudes, Benedicto XVI se despidió afirmando: «Ya no seré  más el sumo pontífice de la Iglesia Católica, sino un simple peregrino que inicia la última etapa de su vida«.

Benedicto XVI descansa ya en Castelgandolfo, donde vivirá  los próximos dos meses. Aunque se dice que permanecerá allí hasta que termine de habilitarse el convento Mater Eclesi, en el Vaticano, en el cual fijará su residencia, otra de las razones argumentadas por su entorno es que, de este modo, evita interferir en modo alguno en la elección del nuevo Papa.

A su llegada a Castelgandolfo dirigió sus últimas palabras hacia la multitud que esperaba escucharle por última vez como máximo responsable de la Iglesia Católica: «“Queridos amigos, estoy feliz de estar con ustedes, rodeado por la belleza de la creación y por su simpatía, que me hizo mucho bien (…)  Vamos adelante con el Señor por el bien de la Iglesia y del mundo. Les doy ahora, de todo corazón, mi bendición. Bendito sea Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo”.

Tras sus palabras y después de 2.873 días al frente de la Iglesia, pasadas las ocho de la tarde la Guardia Suiza se retiró, cerrándose las puertas de la residencia papal en Castel Gandolfo. El apartamento papal del Vaticano ha quedado  libre y  sellado hasta que se instale el sucesor de Benedicto XVI quien, a partir de ahora, seguirá siendo «su santidad Benedicto XVI», o «Papa Romano Pontífice emérito».

Déjanos tus Comentarios