Belleza natural: la tendencia «green beauty», en alza

Belleza natural: la tendencia "green beauty", en alza

Cada vez son más las personas que apuestan por una belleza natural, dentro y fuera del neceser.

Desde que tenemos más acceso a la información, somos más conscientes de la importancia de crear un modo de vida más sostenible. Nos preocupamos de lo que comemos, de lo que nos ponemos y también de alcanzar una belleza natural a todos los niveles. «La tendencia hacia lo natural crece de una forma globalizada, es el futuro”, nos explica Eva Raya, cosmetóloga y cofundadora de la firma de cosmética natural Alice in Beautyland.

Si analizamos el mercado de productos de belleza, vemos cómo en los últimos tiempos ha experimentado un crecimiento exponencial. Sin embargo, se plantean varias cuestiones: ¿es natural todo lo que dice serlo? ¿Qué diferencias hay entre las diferentes nomenclaturas (bio, eco, orgánico, natural, vegano…)?  Y, por supuesto, ¿son estos productos tan eficaces como se dice? Respondemos a todas tus dudas.

No es belleza natural todo lo que reluce

Descubre cómo la contaminación puede perjudicar tu piel

Los componentes de algunos cosméticos pueden dañar gravemente las pieles sensibles.

A día de hoy, es habitual encontrarnos con todo tipo de cosméticos que se anuncian como “naturales”. La clave se encuentra en sus ingredientes, pero la falta de legislación al respecto hace que productos que contienen un porcentaje ínfimo de ingredientes naturales se vendan como “cosmética natural”. Sin embargo, sí existen organismos, como el francés EcoCert, que certifican y garantizan que un producto es realmente un cosmético natural.

Según EcoCert, lo será si como mínimo el 95% de sus ingredientes es de origen natural, y al menos el 5% de ellos procede de la agricultura ecológica. “Para saber lo que estamos comprando hay que leer los ingredientes, y aunque la nomenclatura INCI no es la más fácil de leer, es una forma de localizar el “greenwashing” que se produce al atribuir como “natural” un producto que sólo contiene un mínimo porcentaje de ingredientes naturales”, afirma Eva Raya.

Bio, eco, orgánico… ¿qué diferencias hay?

Belleza natural: la tendencia "green beauty", en alza

Para identificar si un cosmético es o no natural, solo tienes que leer su etiqueta. Los ingredientes van en orden de mayor a menor concentración.

Los términos ecológico, bio y orgánico son muy similares, y se refieren al origen de los ingredientes, que han de proceder (al menos en un porcentaje) de la agricultura ecológica. Es decir, ser cultivados respetando el entorno y los ciclos naturales de crecimiento, sin pesticidas ni abonos químicos, y no contener conservantes, colorantes, aromas ni otros ingredientes artificiales.

¿Ciencia vs. Naturaleza?

Belleza natural: la tendencia "green beauty", en alza

La ciencia puede ser una gran aliada de la naturaleza si se emplea de manera correcta.

Como nos explica Eva Raya, “Los ingredientes naturales suelen ser muy efectivos y cada vez gozan de más estudios que los avalan. Pueden ser igual o más eficaces que los de síntesis. Es importante señalar que la ciencia no está reñida con la naturaleza, son grandes aliadas, y no hay que condenar a los productos sintéticos. En cualquier caso, hay que resaltar que todo producto cosmético debe estar amparado bajo el mismo marco legal de seguridad sea cual sea el origen de sus ingredientes, y el que tenemos en la Unión Europea es uno de los más exhaustivos a nivel mundial, concluye.

Déjanos tus Comentarios