Belén Esteban, Ylenia Padilla y Rafa Martín, nuevos habitantes de ‘Gran Hermano VIP 4’

belen-esteban-rosa-benito-gran-hermano-vip

‘Gran hermano VIP’ ha dado la bienvenida a tres nuevos invitados a su balneario

En el marco de la prueba semanal de ‘Gran hermano VIP’, el programa le ha propuesto a los concursantes un nuevo juego. Deben hacerse pasar por los empleados de un lujoso balneario, ofreciéndoles a los huéspedes las mejores comodidades y servicios. Kiko Matamoros, Aguasantas Vilches y Víctor Sandoval fueron los primeros en trasladarse a Guadalíx de la Sierra durante unos días.

Los tres han conseguido, con su presencia, desestabilizar a los protagonistas del reality show. Mientras Kiko Matamoros se reencontró con su hija Laura Matamoros, de quien permanecía distanciado por algunas diferencias familiares; Aguasantas provocó el malestar y el disgusto de Raquel Bollo, quien ya había cerrado su etapa de sufrimiento con la joven que un día fue pareja de su hijo. Víctor, por su parte, logró sacar de los nervios a Sema y Julián Contreras, con los que protagonizó algunos enfrentamientos ante las cámaras por proporcionarles información del exterior.

Este domingo, durante la emisión del debate de ‘Gran hermano VIP’, se produjo el relevo en los invitados al balneario. Así pues, los concursantes se despidieron de Kiko, Aguasantas y Víctor para dar la bienvenida a Belén Esteban, Ylenia Padilla y Rafa Martín. En este sentido, la colaboradora de ‘Sálvame’ no dudó en recibir con los brazos abiertos a Rosa Benito y Raquel Bollo, sus compañeras de programa. Ambas vieron en Belén una tabla de salvación, tras vivir algunos de sus peores días dentro del reality show.

Más discreta pasó Ylenia, que aseguró llegar «muy cansada» al programa de televisión requiriendo las atenciones de los empleados. No ocurrió lo mismo, en cambio, con Rafa Martín. El que fuera entrenador personal de Sema, llegó a Guadalíx de la Sierra cargado de munición y dispuesto a dispararla contra el amigo de Chabelita Pantoja. En pocos minutos Rafa y Sema se enzarzaron en una gran pelea verbal, de la que Sema intentó salir airoso evitando responder a las provocaciones del entrenador.

Déjanos tus Comentarios