Belén Esteban o Toño Sanchís, ¿quién se queda la casa?

Belén Esteban se enfrenta a un nuevo obstáculo en su lucha con Toño Sanchís.

Belén Esteban se enfrenta a un nuevo obstáculo en su lucha con Toño Sanchís.

La batalla legal entre Belén Esteban y Toño Sanchís parece no tener fin. Parecía que todo estaba claro cuando Belén adquiría la casa de Toño para así tratar de solventar las deudas que su exrepresentante tenía con ella. De hecho incluso había solicitado al juez que la familia abandonara la casa cuanto antes para poder disponer de ella.

Sin embargo Toño habría intentando una nueva manera de retrasar lo que parecía inevitable. Intentando de esta manera poder permanecer más tiempo en su vivienda, evitando que Belén pueda tomar posesión de un inmueble que ya le pertenece desde la subasta.

Belén Esteban o Toño Sanchís

Belén Esteban y Toño Sanchís, la guerra mediática que no tiene fin

Belén Esteban y Toño Sanchís continúan en pie de guerra. Él va a presentar batalla hasta el final. / Mediaset.

Según adelanta el portal Look, el juzgado 2 de Torrejón de Ardoz de Madrid envió una petición al Juzgado de El Escorial para que iniciara el desalojo de la vivienda. De esta manera, una vez que reciba la notificación, Toño tendrá un mes para abandonar el que hasta ahora ha sido su hogar familiar y entregarle las llaves a Esteban.

Pero está claro que Toño tiene intención de batallar hasta el final. Ha declarado su empresa en quiebra por lo que esta se encuentra en concurso de acreedores. Al ser la empresa la propietaria anterior del inmueble, será un juez quien decida si la casa pertenecía a la empresa en el momento de declararse en quiebra. Y es que es en las fechas donde está la clave de todo ya que, si bien la subasta fue el 17 de julio, Toño declaró la empresa en quiebra el 31 de ese mes, pero Belén no pudo registrarla como propia hasta el 11 de octubre.

Esto puede alargarlo todo

Belén Esteban y Toño Sanchís, la guerra mediática que no tiene fin

Al representante parece no afectarle el mal momento por el que está pasando.

Esta novedad en el caso podría alargar todos los trámites ya que los jueces tendrán que determinar si la vivienda pertenecía a la empresa o a la nueva propietaria. Esto es un duro golpe para Belén, que ya parecía que veía el final de este largo proceso en el que se embarcó hace años.

Ella siempre ha declarado que lo único que quiere de Toño Sanchís es lo que a ella le pertenece y que un juez ha dictaminado que es suyo. La casa, en la que Toño sigue viviendo como «okupa», según sus propias palabras, es solo una manera de recuperarlo.

Déjanos tus Comentarios