Belén Esteban gana «Gran Hermano VIP»

La «princesa del pueblo» donará el premio íntegro de «Gran Hermano VIP»

tx-belen Todos los pronósticos se han cumplido y Belén Esteban se ha alzado con el codiciado maletín de Gran Hermano VIP. Así lo decidió la audiencia del reality con un 67,9% de los votos, frente al 32,1% obtenido por su rival, Aguasantas. La sorpresa de la noche llegó de la mano de Belén, que tras conocerse su victoria, anunció que dará el premio íntegro a diversas organizaciones: «Quiero donar el dinero a Sor Lucía, al padre Ángel, a Cáritas y al hijo de mi compañera Lola, que tiene parálisis y necesita el dinero».

El primero en abandonar la casa fue Coman, que obtuvo el tercer puesto con un 10,6% de los votos. Tras su marcha, los teléfonos se volvieron a abrir para decidir quién de las dos habitantes de Guadalix se convertiría en la ganadora. La colaboradora de Sálvame y la exnuera de Raquel Bollo se despidieron de la que fue su casa durante los últimos tres meses y pusieron rumbo a Telecinco montadas en dos descapotables de los años 50.

A su llegada al plató, Belén se tuvo que enfrentar a todos los frentes que tenía abiertos, especialmente con su mayor rival, Olvido Hormigos. Después de una fuerte discusión, la exconcejala de Los Yébenes amenazó con marcharse del plató, pero finalmente Jordi González consiguió calmarla y regresó a su asiento en la grada.

La de Paracuellos también tuvo tiempo de dedicar unas palabras para Jesulín de Ubrique, confensando que “si entre los dos podemos hacerle las cosas más fáciles a nuestra hija, por mi parte lo voy a hacer”. Parece que el paso por la casa le ha ayudado a recapacitar sobre su relación con el padre de su hija, Andrea.

La gala llegaba a su fin y hubo que esperar hasta las 01:45 horas para conocer el nombre de la ganadora de los 100.000 euros. Jordi fue el encargado de proclamar a Belén como vencedora, momento en el que sus amigos y familiares irrumpían en el plató para felicitarla, aunque ella salió corriendo en busca de su madre, con la que se fundió en un largo abrazo.

«El premio se lo dedico a mi hija, a mi padre y a mí Sálvame, y lo voy a donar en su totalidad a cuatro organizaciones», confesaba la colaboradora sin poder contener la emoción. Un final esperado por todos para una de las ediciones más existosas del realty show, que rompió todos los records con un 35,9% de audiencia y 4,9 millones de espectadores.

Déjanos tus Comentarios