Belén Esteban: un 2019 lleno de cambios

Belén Esteban continua la guerra con Toño Sanchís. Miguel y Andrea son los dos pilares que le ayudan a sobrellevar este mal trago.

Belén Esteban continua la guerra con Toño Sanchís. Miguel y Andrea son los dos pilares que le ayudan a sobrellevar este mal trago. / Mediaset.

Mucho ha cambiado la princesa del pueblo desde que se dio a conocer a raíz de su noviazgo con el torero Jesulín de Ubrique. La colaboradora de Sálvame ha vivido un 2019 marcado por muchos cambios, donde ha tenido que hacer frente a ciertos contratiempos, como el nuevo varapalo judicial en su guerra con Toño Sanchís; la nueva vida de su hija Andreita en Inglaterra; o su paso por el altar con su novio Miguel Marcos.

En el terreno profesional tampoco pasa desapercibida, Belén ha pasado de colaboradora a presentadora de Sálvame; además, fue la elegida para recoger el Premio Iris 2019 otorgado por la Academia de las Artes a su programa.

Belén Esteban es siempre novedad

Madre e hija están muy unidas. La marcha de Andreita a Inglaterra fue un palo muy duro para Belén.

La marcha de Andreita a Inglaterra fue un golpe muy duro para Belén, ya que madre e hija mantienen una especial relación.

Belén Esteban lleva tres años intentando cobrar la deuda que su exrepresentante tiene con ella. Fue en 2016 cuando se destapó que Toño se embolsaba más dinero del pactado entre ambos. El juez consideró que Belén tenía pruebas suficientes para demostrar su acusación y Toño fue condenado a pagar. Para satisfacerla se procedió a la venta de su casa. Una vivienda que, tras la subasta pública, acabó en manos de la propia Belén. Sin embargo Toño ha declarado su empresa en quiebra por lo que esta se encuentra en concurso de acreedores. Al ser la empresa la propietaria anterior del inmueble, será un juez quien decida si la casa pertenece a la empresa o a la propia Belén. La batalla nunca acabará entre los dos examigos.

Si a esto se suma que su hija, Andrea Janeiro, se marchó a Birmingham para continuar con sus estudios, el único apoyo que le queda a Belén es su marido, Miguel Marcos. Andreita decidió marcharse a Inglaterra para evitar ser perseguida por la prensa y continuar con sus estudios y conseguir cumplir su sueño de convertirse en locutora de radio, Belén pierde una pieza fundamental de su vida para superar los malos tragos.

No todo son malas noticias para la princesa del pueblo

Belén Esteban se puso al frente de Sálvame Limón, mientras esperaba la llegada de Jorge Javier / Mediaset.

Belén Esteban se puso al frente de Sálvame Limón mientras que llegaba Jorge Javier al plató. / Mediaset.

Belén ha encontrado la estabilidad que necesita en su pareja Miguel Marcos. La pareja se conoció en el 2013, la colaboradora sufrió una subida de azúcar causada por la diabetes que padece y fue Miguel quien la socorrió y la trasladó hasta el centro médico más cercano. En aquella época Miguel era conductor de ambulancias. Al parecer, lo suyo fue un flechazo, por lo que poco después comenzaron su relación. Aunque hubo una infidelidad por parte de él mientras que ella concursaba en GH VIP, la de Paracuellos decidió darle una segunda oportunidad al amor. El 22 de junio de este año decidieron sellar su amor para siempre con una preciosa boda, donde asistieron numerosos colaboradores de Sálvame.

En el terreno profesional Belén es uno de los pilares del formato Sálvame y uno de los rostros más conocidos de Mediaset. La madrileña ha dado un paso más y se ha atrevido con la presentación. Esteban tomó las riendas del programa Sálvame, mientras que llegaba Jorge Javier al plató. El cariño del público se lo hizo mucho más fácil, y lo cierto es que no lo hizo nada mal. Tanto es así que la Cúpula de La fábrica de la Tele la nombró encargada de recoger el Premio Iris de la Crítica 2019, que este año le ha concedido la Academia de la Televisión a Sálvame. Sin embargo, ella lo tiene muy claro y pronto dejará la televisión para dedicarse a su nueva ilusión: ser mamá. «En el momento que pueda me gustaría dejar la televisión. Creo que muy tarde no va a ser, unos 4 o 5 años», pronunció Belén.

Déjanos tus Comentarios