Todos los detalles del bautizo del príncipe Louis

Todos los detalles del bautizo del príncipe Louis

El príncipe Louis ya ha sido bautizado. La ceremonia ha tenido lugar a las cuatro de la tarde en St. James Palace.

El príncipe Louis, hijo de los duques de Cambridge, ya ha sido bautizado. La ceremonia ha tenido lugar en la capilla real de St. James Palace; mismo sitio en el que fue bautizado su hermano, el príncipe George. Aunque no así la princesa Charlotte, quien recibió el sacramento en la Iglesia de Santa María Madgalena en Norfolk.

El bautizo ha estado oficiado por el arzobispo de Canterbury, el reverendo Justin Welby. Ha sido una cita muy íntima en la que el pequeño ha recibido el bautismo con agua del río Jordán. Y donde se ha utilizado la denominada Lily Font, una pila de plata encargada por la reina Victoria.

Una sonada ausencia

Todos los detalles del bautizo del príncipe Louis

Los duques de Cambridge llegaban muy sonrientes a la capilla. Tras ellos, los duques de Sussex.

La fecha escogida tampoco ha sido al azar. Al parecer fue, un 9 de julio cuando la entonces princesa Isabel anunció su compromiso con Felipe de Edimburgo. Aunque en esta ocasión, no hemos podido ver a ninguno de los dos en el bautizo. En cualquier caso, el motivo de esta ausencia no se debe a ningún problema de salud tal y como han querido recalcar en el entorno de la reina.

En cuanto a los padrinos del príncipe Louis, han sido seis los afortunados: Nicholas van Cutsem, Guy Pelly, Harry Aubrey-Fletcher, lady Laura Meade, Hannah Gillingham y Lucy Middleton. Todos, íntimos amigos de los duques de Cambridge. Estos últimos han estado muy atentos en todo momento de sus pequeños. De hecho, el príncipe Guillermo llegaba con sus hijos mayores agarrados de su mano. Y Kate Middleton hacía lo propio con su bebé entre los brazos.

Meghan y Kate, aciertos en sus looks

Todos los detalles del bautizo del príncipe Louis

Kate Middleton ha apostado por el color blanco en una ceremonia en la que los tonos pastel han sido los protagonistas.

Para esta ocasión, la duquesa de Cambridge ha vuelto a apostar por el blanco. Un vestido midi con escote en pico y tocado a juego que ha sido un auténtico acierto. Meghan Markle se ha decantado por un diseño de Ralph Lauren en verde oliva con cuello barco y un sombrero a juego de Stephen Jones. La duquesa de Sussex ha puesto la nota de color así, a una ceremonia en la que la mayoría de invitadas han vestido en tonos pastel.

Tras la celebración del sacramento, la familia tiene previsto disfrutar de un té en Clarence House; la que es residencia del príncipe de Gales y de Camilla Parker-Bowles. Tendremos que esperar para conocer más detalles y anécdotas del bautizo. Por el momento podemos afirmar que se ha tratado de una ceremonia muy emotiva a la par que familiar.

Déjanos tus Comentarios