Baile de la Rosa: una velada marcada por la ausencia de Karl Lagerfeld

Baile de la Rosa: una velada marcada por la ausencia de Karl Lagerfeld

La pasada noche se celebró la 65 edición del Baile de la Rosa en Mónaco.

Un año más, ha tenido lugar el tradicional Baile de la Rosa en Mónaco. Una cita en la que la familia Grimaldi se viste de gala con el objetivo de recaudar fondos para la Organización Princesa Grace. Siempre se genera una gran expectación alrededor del evento y en esta ocasión no iba a ser para menos. La velada estuvo marcada por la reciente muerte del diseñador, Karl Lagerfeld quien, durante años, ejerció como director creativo de la misma.

Carolina de Mónaco se convirtió en la absoluta protagonista de la noche rindiendo homenaje al que fue su íntimo amigo a través de su estilismo. Con semblante serio, la royal llegaba del brazo de su hermano Alberto (siempre lo hizo del brazo del modisto) quien no asistía al Baile de la Rosa desde 2017. Como era de esperar, la mujer del heredero, Charlene se ausentaba en esta cita a la que rara vez ha acudido.

El Baile de la Rosa más emotivo

Baile de la Rosa: una velada marcada por la ausencia de Karl Lagerfeld

Carolina de Mónaco llegó del brazo de su hermano Alberto.

La hija mayor de Raniero optó por un diseño del káiser de la moda perteneciente al look número 40 de costura de Primavera Verano 2019. Es decir, se trata de un vestido presentado en el Gran Palais de París, el último desfile en el que estuvo presente Karl Lagerfeld. Una espectacular creación en negro, de escote barco y con una falda adornada con una cascada lateral de volantes en color rosa.

Carolina completaba su estilismo con un impresionante collar de tres vueltas que el príncipe Rainiero obsequió a su esposa, Grace Kelly. La nostalgia, por tanto, estuvo presente en todo momento en ella; su mirada triste confirmaba que se trataba de un Baile de la Rosa muy emotivo. Realizado en un Sporting Club de Mónaco, la decoración transportó a los asistentes a la Rivera francesa, tal y como Karl ideó poco antes de fallecer.

Carlota y Dimitri, juntos y felices

Baile de la Rosa: una velada marcada por la ausencia de Karl Lagerfeld

Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi, Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam y, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en el Baile de la Rosa.

Si Carolina desprendía melancolía, su hija Carlota Casiraghi derrochaba felicidad. La noche de ayer acababa con los rumores que hablaban de su posible ruptura con Dimitri Rassam. El nacimiento de su hijo les hacía retrasar sus planes de boda e inmediatamente las alarmas saltaban. Ayer posaron juntos entre muestras de cariño y complicidad. Y de hecho, la madre de Dimitri se sumó a la foto de la familia real monegasca confirmando su excelente relación.

Como no podía ser de otra manera, el resto de los hijos de Carolina también acudieron a la cita. Si Carlota lució un vestido palabra de honor con lentejuelas de Saint Laurent, su hermana Alejandra de Hannover apostaba por la diseñadora, Sandra Mansour con un colorido vestido de pailettes. Andrea Casiraghi acudió junto a Tatiana Santo Domingo quien derrochó elegancia con un diseño de Giambattista Valli. Y Pierre Casiraghi hacía lo propio de la mano de su pareja, Beatrice Borromeo quien brilló con un vestido de Christian Dior y guantes satinados.

Déjanos tus Comentarios