Las ausencias sonadas en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

La boda del príncipe Harry y Meghan Markle, un enlace de cuento

La boda del príncipe Harry y Meghan Markle, un enlace de cuento.

Es imposible empañar la felicidad con la que el príncipe Harry y Meghan Markle han leído sus votos y se han prometido amor eterno. Sin embargo hay quien lo ha intentado hasta el último momento. Desde que se conoció la noticia del enlace, ha habido voces que se han alzado en contra de esta boda, de la novia e incluso de los invitados.

Todo ha sido inspeccionado al milímetro. Ha sido juzgado por todo el mundo. Ni siquiera la lista de invitados ha estado exenta de polémica. El mundo ha dejado clara su opinión sobre a quién deberían invitar. Qué persona no debería acudir por nada del mundo. Y es que, aunque no se trate de una Boda Real, ha sido ciertamente una boda real, y por suerte para ellos la última palabra la han tenido Harry y Meghan.

¿Dónde estaban las Casas Reales?

La Familia Real española en la cena de gala previa a la boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo.

A pesar de formar parte de la Familia Real inglesa, Harry y Meghan han querido que su boda sea un poco más relajada que lo que marca el férreo protocolo. Por ello han preferido no invitar a las casas reales europeas. Por eso y porque Harry es el sexto en la línea de sucesión al trono por lo que se puede permitir saltarse un poco las tradiciones.

Se echó de menos a los Reyes de España. En la boda de Guillermo y Kate Middleton, mejor dicho en la cena previa al enlace, doña Letizia dio toda una lección de elegancia y estilo, ataviada con un vestido gris plateado de ensueño. Esta vez nos hemos quedado sin ver su look de invitada, ellos son monarcas y, por protocolo tampoco les habría correspondido a ellos ir.

¿Y la familia de Meghan Markle?

Meghan Markle

Samantha Grant, hermana de Meghan Markle, fue una de las primeras en atacar a la actriz.

Quienes quedaron completamente fuera de la lista de invitados fueron los hermanastros de Meghan Markle. No es raro si tenemos en cuenta su actitud desde que se conoció el romance. Su hermana le acusó de trepa y de olvidarse de su familia en su camino a la fama. Su hermano poco antes de la boda publicó una carta en la que le recomendaba al príncipe Harry “correr”.

De la familia de la novia también se ha echado en falta a su padre, Thomas Markle. El que fuera director de iluminación en General Hospital iba a ser el encargado de llevar a su hija hasta el altar; un orgulloso padres llevando a una emocionada Meghan vestida de novia como una princesa. Sin embargo, tras destaparse hace unos días el escándalo de las fotos pactadas con los periodistas, ha optado por no asistir a la boda. La madre de la actriz, Doria Radlan, sí ha acudido.

¿Quién más ha faltado?

Barack y Michelle Obama no han ido a la boda.

Sin embargo, la realeza no son las ausencias más destacables. Mucho se habló sobre si Harry debía invitar al matrimonio Obama. Tanto él como su hermano mantienen una buena relación con ellos. Sin embargo, una vez más el protocolo le habría obligado a invitar a Donald Trump; por su categoría como presidente de los Estado Unidos. Para evitar problemas dejó fuera de la invitación a todos.

Déjanos tus Comentarios