Así vivirá la Baronesa Thyssen en Andorra: los motivos de su marcha

Carmen Cervera, en un momento crucial de su vida

baronesa-thyssen-txEl pasado jueves 23 , ha sido, quizás,  el cumpleaños más agridulce para Carmen Thyssen. Por un lado, está feliz por haber recuperado la relación con su hijo mayor, Borja. Por otro, pendiente de las novedades que se avecinan en su vida: cambio de país de residencia, la educación de sus mellizas, insistentes inspecciones fiscales y, sobre todo, la negociación, ya en curso, de su colección de arte, que tiene una larga lista de pretendientes. Una pista: la baronesa, en sus propias palabras, se siente muy agradecida por el trato recibido en Andorra.

La baronesa Thyssen ha cumplido 72 años el  pasado 23 de abril, en un momento crucial de su vida. Ha recuperado la relación con su hijo Borja, y prepara ya su traslado a Andorra, donde fijará su residencia. De hecho ya elige el colegio para sus niñas, las mellizas Carmen y Sabina, que ya se tratan con su hermano Borja. El centro escogido, en principio, podría ser  el Collegi International del Pirineu, un selecto centro privado donde estudian 270 alumnos de 19 nacionalidades diferentes, y donde, pese a ser el catalán la lengua oficial del pequeño país pirenaico, las pequeñas estudiarían en castellano y también en inglés.  Está considerado como un centro ideal para compaginar la práctica de deportes de invierno con los estudios, y ofrece educación tutorizada.

Injustamente tratada  en nuestro país

borja-thyssen-blanca-y-baronesaNo es preciso asistir todo el curso a clase cuando los niños son esquiadores. El curso académico tiene un precio de 18.558 euros anuales en régimen de internado, pero si, como es el caso, las niñas tienen residencia propia en el Principado, la cantidad no supera los 698 euros al mes.
En Andorra la baronesa tendrá por vecino a su hijo Borja, quien, según ha publicado El Mundo ha decidido matricular a sus 3 hijos en el Colegio Americano de Madrid, donde estudiaba hasta ahora el mayor. Blanca se quedaría de momento con los niños, y Borja se trasladaría a Andorra en solitario. Para ser considerado residente del país pirenaico tiene que acreditar  que vive 90 días allí. Y, para  no cotizar en España tendrá que demostrar que reside fuera de nuestras fronteras 183 días, el tiempo mínimo que se precisa para que el fisco español no le considere residente en nuestro país.
La casa donde vive Carmen Cervera en Andorra, situada en la privilegiada zona de Escaldes-Engordany, forma parte de un conjunto de tres chalets de lujo. Su otro vecino será Joan Pau Miguel, consejero delegado del BPA, actualmente en la cárcel de Andorra, imputado por blanqueo de capitales.
Tanto Tita Cervera como Borja tienen la nacionalidad suiza, pero el ministerio de Hacienda sigue sus pasos desde hace tiempo para intentar demostrar que han de cotizar en España y no en el país helvético, donde, recientemente la baronesa vendió su mansión de Lugano por 65 millones de euros.
Tita ha tenido varias inspecciones, una de ellas con pareja de la Guardia civil incluida en el puerto de Ibiza en el verano del pasado año, según informaba el diario El Mundo. Los miembros de de la Benemérita, un cuerpo muy respetado por la baronesa, escoltaban a dos inspectores de Hacienda que subieron a su yate, el Mata Mua, a plena luz del día, como en una película de acción. Fue una humillación difícil de olvidar para Tita Cervera, quien, según afirman fuentes de su entorno, se siente injustamente tratada.

Según publicó el rotativo, la baronesa pagó religiosamente y sin rechistar dos millones de euros que, en cualquier caso, podría haber peleado. Suiza tiene un convenio de doble imposición con España, algo que no ocurre con Andorra, que lo ha firmado pero no lo ha ratificado aún. Allí el impuesto de sociedades es de un 10%, muy inferior al 25% previsto por las autoridades fiscales españolas para el 2016. El IRPF máximo es también del 10%, mientras que en Cataluña, por ejemplo, superaría incluso el 50%.
Son muchos los que se llevan las manos a la cabeza ante lo que le está ocurriendo a Tita Cervera. Julio Ayesa, gran amigo suyo, miembro de la jet set internacional y el hombre que cambió su destino al  aconsejarla  que anulara una cita con el piloto James Hunt para ir a cenar con el barón Thyssen, considera “un insulto que aún no se le haya concedido un título a Tita Cervera, “cuando sí se lo han dado a Del Bosque… ¡Con todo lo que ha hecho Carmen por este país!”.

“Me agrada Andorra, es un país muy seguro”

De la misma opinión es Pilar Eyre, ganadora del premio Planeta, quien cubrió para Interviú la boda de Tita con el barón en Daylesford (Reino Unido) en 1985. Ahora no tiene apenas trato con ella, recuerda a la baronesa como una mujer de un atractivo sublime, una belleza mediterránea que encandiló al barón con su gracia y simpatía: “Ahora que ya no está doña Sofía, Doña Letizia, como mujer culta e inteligente que es, podría demostrar su amor por el arte otorgando a Tita el reconocimiento que se merece de la mano de su marido”. La baronesa Thyssen es, a ojos de Pilar Eyre, “la mujer más importante de España”, y si antaño se le concedían títulos a los nobles por ganar batallas, “ahora hay que darlos por los servicios prestados y Tita ha hecho mucho por todos. Gracias a ella tenemos estos cuadros fantásticos”.
No parece que el actual gobierno esté por la labor de reconocer los méritos de la baronesa, que, según fuentes del mundo del arte, debería ser invitada de primera fila en todos los actos oficiales, pues es merecedora de un protagonismo que se le niega, tal vez, aseguran, “porque la llegada de la colección Thyssen a España fue obra del Gobierno socialista”.
Ya se han iniciado las conversaciones para renovar el acuerdo entre Carmen Thyssen y el Ministerio de Cultura para que la Colección de pintura que ostenta su nombre permanezca en España, han señalado a LOVE fuentes ministeriales, pero las negociaciones  no van a ser precisamente fáciles. Pende sobre la espalda del ministro Wert una espada de Damocles que no es precisamente pictórica.

La baronesa Thyssen podría llevarse parte de su colección a Andorra. Mantuvo reuniones con el anterior ministro de Cultura andorrano Albert Esteve para exponer obras de sus fondos en un espacio exclusivo y permanente. No hay novedades al respecto, porque, tras las elecciones, al cierre de estas líneas, no se ha designado aún sucesor, pero el asunto no está, según fuentes del gobierno del Principado “ni mucho menos olvidado”. La propia baronesa confirmaba su voluntad de abrir un museo al Diari d’ Andorra. Sería, según sus palabras sería “un espacio cultural vivo”, con rotación de cuadros. Tita ha manifestado al citado periódico que se muestra encantada de estar en Andorra. “Me siento muy agradecida del trato que estoy recibiendo”, dice. Y ha añadido que “le agrada mucho la paz que se vive aquí. Es un país muy seguro”.
Los chalets miden mil metros cuadrados, pero una coleccionista necesita mucho más espacio para guardar sus obras. La colección de la baronesa se encuentra distribuida principalmente entre el Espai Carmen Thyssen en Sant Feliú de Guíxols, el Museo Carmen Thyssen Málaga y el Museo Thyssen de Madrid.

La colección Thyssen fue comprada por el Estado Español al barón y sus herederos en vida de éste, gracias a la mediación de la baronesa, quien luchó cobaronesa-thyssen-baronmo una leona para que esta colección privada, una de las más importantes del mundo, se quedara en España. Y ella aportó sus cuadros como una prolongación, una propina a los acuerdos de venta suscritos con el estado español. Desde el 2011 la cesión se renueva de año en año. En febrero del presente 2015 el Estado, , a petición de la Fundación Colección Thysssen Bornemisza otorgó una garantía de 397.814.842 euros para cubrir el valor de las 429 obras de arte, en tanto mantenga su vigencia la prórroga del contrato de préstamo.

Queda por ver en qué quedarán las negociaciones que se han iniciado  la semana pasada según han confesado fuentes del Ministerio de Cultura a la revista LOVE. Julio Ayesa define así a Carmen Cervera: “es una gran mujer… Siempre le ha dado mucha importancia a la familia y a sus orígenes, y además es muy religiosa Adoraba a su familia. Se portó muy bien con su marido, el barón cuando decayó su salud. Y también con sus hermanos y sobrinos, incluso con el pueblo navarro donde nació su madre, Los Arcos. Ha regalado cuadros al Ayuntamiento de esta pequeña localidad navarra”.
Tita Cervera puede ser generosa con las monjas de un convento, con el Padre Ángel o con la Sociedad Protectora de Animales y Plantas; o con su hijo y sus cuatro nietos, pero luchará por defender sus intereses en las negociaciones que lleve a cabo con el Estado Español.

Déjanos tus Comentarios