Decisión salomónica en el divorcio de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana

Ya hay sentencia de divorcio para Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana.

Ya hay sentencia de divorcio para Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana.

Ya hay sentencia judicial para Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en el contencioso por su divorcio. La jueza del juzgado de Instrucción número 2 de Esplugues de Llobregat ya ha dictado sentencia y el resultado ha sido favorable a ambos, por lo que es casi seguro que ninguno estará contento.

Tanto Arantxa como Josep tendrán a partir de ahora un plazo de 20 días para recurrir la sentencia, tal y como establece la ley. Si ninguno de los dos lo hace, la sentencia sería firme y, por tanto la pareja estaría oficialmente divorciada. Todavía tendrían pendiente, eso sí, la disputa por la custodia de sus hijos, que se dirimirá en Miami, donde ambos residen.

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, ¿más cerca del final?

Josep Santacana se defiende de los ataques de Arantxa Sánchez Vicario

La pareja no se ha cruzado en el juzgado, pero ya tienen sentencia de divorcio.

La sentencia final parece que les viene bien a ambos. Por un lado, se ha resulto todo en España, tal y como solicitaba Santacana, por lo que las capitulaciones firmadas en 2008, antes del matrimonio serán efectivas. En ellas se comprometían a no exigir nada al otro en caso de divorcio, económicamente hablando.

Eso sí, quedan fuera de esta sentencia, tal y como asegura La Razón, las acusaciones por parte de Arantxa sobre ciertos traspasos económicos de su cuenta. De eso se encargará un tribunal estadounidense. «Esta sentencia abre la vía a discutir, en EE.UU., qué ha pasado con ese patrimonio que, presuntamente, ha desaparecido», explica el letrado de Arantxa a La Vanguardia. 

La custodia de sus hijos

Arantxa Sánchez Vicario

Arantxa Sánchez Vicario en una imagen de archivo con sus hijos.

A pesar de que en España ya hay sentencia por este divorcio, algo que Santacana explicaba que era su prioridad y su único interés, existe un procedimiento paralelo abierto en Miami, lugar en el que ambos residían y donde Arantxa quería que se resolviera todo el tema.

Ahora les queda resolver también el tema de la custodia de sus dos hijos, Arantxa (10) y Leo (7). Este tema también se resolverá en Miami. Por el bien de los pequeños, ambos celebraron juntos el cumpleaños de su hija mayor, pero eso no ha mejorado la relación entre ellos, que es inexistente.

Déjanos tus Comentarios