Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, nuevo capítulo en su divorcio

La ex tenista Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en el entierro de Emilio Sánchez en Barcelona.

A principio de año conocimos la noticia de que Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana se divorciaban. Tras años de relación y una lucha sin cuartel por su amor, que llevó a la tenista a alejarse de toda su familia, su amor llegaba a su fin. Comenzaba así una ‘guerra’ por el divorcio.

Arantxa interpuso la demanda de divorcio en Miami, lugar donde la pareja residía junto a sus dos hijos. Por su parte Santacana, aunque comenzó los trámites allí, pronto retiró la demanda para interponerla en España. Al hacerlo en Florida le solicitaban datos concretos sobre los bienes de la pareja y prefirió hacerlo a través de la justicia española, menos exigente en cuanto a detalles.

Revés judicial para Arantxa

Arantxa Sánchez Vicario

Arantxa concedió una entrevista a Sábado Deluxe. Fue su abogado quien habló por ella. / Mediaset.

No son pocas las cosas que les enfrentan. Sin embargo en este caso parece que la justicia le ha dado la razón a Santacana. Tal y como informa la periodista María Eugenia Yagüe en El Mundo, el fiscal del juzgado de Esplugues de Llobregat considera que el divorcio debe tramitarse en esta ciudad. Esto se opone a la opinión de Arantxa, que prefería que se llevara a cabo en Miami.

Si finalmente el juez sigue la línea del fiscal, darán la razón a Josep por lo que, según afirma la periodista, se tendrán que cumplir los acuerdos pre y post matrimoniales. Arantxa no recibiría dinero por parte de su expareja y tendría que hacer frente ella sola a la deuda con el Banco de Luxemburgo.

Lucha por la custodia

Arantxa Sánchez Vicario

Arantxa Sánchez Vicario en una imagen de archivo con sus hijos. La tenista se ha volcado en los pequeños.

Desde que Arantxa interpuso la demanda de divorcio, Josep ha intentado permanecer al margen de la vida pública, permaneciendo todo este tiempo en un segundo plano y llevando una existencia marcada por la discreción. De esta manera ha conseguido que no puedan entregarle la citación de la demanda interpuesta por Arantxa. Esta situación ha hecho que tampoco pueda ver a sus hijos. Algo que le gustaría, ya que, tanto él como Arantxa han solicitado la custodia de los niños.

Déjanos tus Comentarios