Santacana, contento tras el juicio de divorcio con Arantxa Sánchez Vicario

Josep Santacana sale muy contento del juzgado

Josep Santacana, exmarido de Arantxa Sánchez Vicario, sale muy contento del juzgado.

Primera batalla entre Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario para dirimir su divorcio y, todo apunta a que ha sido el empresario quien la ha ganado. Eso sí, al tratarse de un juicio en primera instancia, la resolución judicial sería recurrible por la tenista sus abogados.

Una opción que desde luego no queda descartada a tenor de cómo han salido del Juzgado número 2 de Esplugas de Llobregat, donde ha tenido lugar el juicio. Mientras que el abogado de Arantxa ha preferido no hacer declaraciones, Santacana se ha mostrado satisfecho con el resultado.

Santacana, muy seguro de ganar

Santacana habló con la prensa a la salida del juzgado.

Santacana habló con la prensa a la salida del juzgado.

No era necesario que los protagonistas acudieran al juzgado y así lo ha hecho Arantxa, que ha dejado todo en manos de su abogado. Por su parte, Santacana sí a querido estar presente, y se ha mostrado muy amable con los medios que le esperaban. Tal vez porque se esperaba triunfador de la vista.

«Lo que espero de este juicio es que nos separen, que nos divorcien, que llevamos más de un año. A ver si definitivamente llega el fin». Al ser preguntado por los motivos que le llevaron a retirar la demanda de divorcio que interpuso en Miami para ponerla de nuevo en Barcelona, ha explicado que lo hizo para «que se cumplan los acuerdos que firmamos por ambas partes, las voluntades que queríamos los dos».

Arantxa Sánchez Vicario pierde el primer asalto

Santacana habló con la prensa a la salida del juzgado.

Ramon Tamborero, el abogado de Arantxa Sánchez Vicario, prefirió no hacer declaraciones.

Al conseguir que el divorcio se firme en España tendrían validez los acuerdos firmados antes y después del matrimonio en los que renunciaban al patrimonio del otro. Algo que, cuando lo firmaron protegía la economía de Arantxa pero que a día de hoy, beneficia a Josep, cuyo patrimonio es mayor. Además dejaría a Arantxa haciéndose cargo en solitario de la deuda que tienen con el banco de Luxemburgo.

En lo que parece que sí están de cuerdo es en la custodia de sus hijos. El próximo miércoles firmarán en Miami la custodia compartida. Ambos parecen dispuestos a llegar a un acuerdo por sus hijos y por ellos mantienen una relación cordial. Por lo menos así lo asegura Josep, quien afirma que hace pocos días, para celebrar el cumpleaños de su hija cenaron los cuatro juntos.

Déjanos tus Comentarios