Antonio Orozco: «Mi hijo es el mejor proyecto que he tenido jamás»

Antonio Orozco habla de su mayor éxito, su hijo

TXEs uno de los artistas más consagrados en el mundo musical. Pero aunque lleva casi dos décadas cosechando éxitos, ha sido su participación en las dos últimas ediciones de La Voz lo que le ha llevado a lo más alto. Una experiencia que define como «un arma de doble filo» ya que Antonio Orozco quiere seguir manteniendo al margen su vida familiar. Sin embargo, el cantante no duda en hablar de su hijo Jan, que con ocho años es uno de sus grandes seguidores a pesar de que no le da mucha importancia a la popularidad de su padre. De quien no quiere hacer comentarios es de la madre del pequeño, con la que se desconoce si sigue manteniendo una relación.

El catalán confiesa que sus planes de verano pasan por recorrer los escenarios patrios y también internacionales, pero saca tiempo para cuidarse y disfrutar de sus aficiones, entre las que están el running y el boxeo. Además, como padrino de Braun Cruzer, asegura que le gusta cambiar de imagen cada cierto tiempo.

 

-Eras bastante popular pero entrar en casa de todos los españoles habrá supuesto un boom, ¿no?

-Llevo dedicándome a la música 16 años y he tenido reconocimientos de todo tipo. Cuando volví a España tras trabajar unos años en Latinoamérica recibí la propuesta de participar en La Voz y pensé que era una gran oportunidad. Lo hice pensando que iba a aprender y que iba a vivir una nueva aventura pero también sabiendo que la televisión es un arma de doble filo. He intentado ser yo mismo y a día de hoy no me puedo quejar.

-¿Te propones seguir en La Voz?

-Creo que eso crearía mucha polémica porque aún no ha acabado el programa. Vamos a esperar a que termine esta edición.

-¿Que diferencias hay entre el Antonio de la primera edición y este?

-Dicen que hay más temple, más tablas. En la televisión no hay filtros.

-Pero tú no tienes miedo a mostrarte tal y como eres…

-En absoluto. Pero la primera edición la llevé peor porque cambió la popularidad, la gente empezó a verme de otra forma… De los peores momentos de mi carrera es cuando vi que mi vida privada despertaba cierto interés.

-¿Ya se ha relajado ese interés o te has acostumbrado?

-Siempre han  sido amables pero yo no lo llevaba bien.

-¿Te presentarías a La Voz?

-El valor que demuestran los que están en La Voz es extraordinario y yo no lo tengo. Soy de otra escuela. Empecé tocando en bares, pubs, estaciones de metro…

-La primera parte del concurso es grabada, ¿te ves cuando se emiten los programas?

-No. Hago un seguimiento de las galas pero tengo un cierto miedo escénico, sobre todo cuando me veo.

-Tu familia si te verá, ¿qué te dicen?

-Mi madre me regaña por ir siempre con pantalones rotos (risas). Mis amigos están contentos.

-¿Y tu hijo?

-Él lo lleva muy bien porque no es algo de lo que se hable. en casa. No tenemos nada que diga que su padre es o deja de ser, no hay premios ni hay nada. Él suele ver el programa a través de internet y sé que le encanta pero no forma parte de su día a día. Si lo pide ver porque sus amigos se lo dicen lo vemos un rato.

-¿Es consciente de quién eres?

-Sí, sabe perfectamente que su padre soy yo y que salgo en al tele muchas veces. No presume de mi en el colegio.

TX2-¿Le gusta la música?

-Le encanta, pero no quiero hablar más de mi hijo.

-¿Cómo definirías a tus compañeros? Empecemos por Alejandro Sanz..

-Es la clave. Es un hombre en el que hay que fijarse si quieres hacer las cosas bien. Lo único malo que tiene es que siempre encuentra la canción más hermosa antes que tu (risas). Desde que le conocí, hace diez años, hasta el día de hoy solo me ha tendido la mano.

-Malú….

-Es una compañera con la que siempre se puede contar. No tengo tanta relación con ella como con Alejando porque hemos coincidido menos.

-Laura Pausini…

-Es honestidad brutal, dice lo que piensa con una naturalidad asombrosa, y esa es su grandeza.

-¿Tú no dices lo que piensas?

-Soy bastante más comedido, cauteloso y prudente.

-¿Con quién de tus compañeros te irías de vacaciones?

-Me iría a la casa de Laura, con el barco de Alejandro y con Malú y su madre (risas).

-Las fiestas de Alejandro son muy míticas y su casa siempre está ocupada por decenas de artistas…

-Cuando cualquier artista español llega a Miami y tiene afinidad con él, les abre su casa.

-¿Tu próximo proyecto cuál es?

-Pronto lanzaré el nuevo disco, que aún no lo tengo preparado. Espero que para Navidad esté.

-¿Y al margen de la música?

-Espero seguir intentando todos los días ser el mejor padre del mundo, que lo intento a ver si un día lo consigo y con eso me basta. Tengo un proyecto, que tiene 8 años, se llama Jan y es el mejor proyecto que he tenido jamás.

-¿Qué planes tienes para verano?

-Tengo previstos unos cuarenta conciertos. Viajaré por España, Puerto Rico, México, Argentina…

-¿Eres coqueto?

-Trato de cuidarme, suelo correr entre 7 y 8 kilómetros todos los días. No voy al gimnasio a hacer pesas pero hago boxeo, que me llena y me divierte. Trato de estar en forma siempre a mi manera, no tengo complejos de ningún tipo.

-¿Te cuesta cambiar de imagen?

-Si tiras para atrás verás que hay muchos Antonios distintos.

-¿Te dejas aconsejar?

-Trabajo con profesionales que me ayudan pero soy como soy. He cambiado de imagen pero porque me sirve para proteger mi propia intimidad y me hace sentir más liviano. Todo cambia y yo también.

-¿Hay algo que no te harías nunca?

-No me va a favorecer nada cuando me tenga que rapar el tupé cuando gane La Voz uno de mis talents (risas).

 

 

 

 

Déjanos tus Comentarios