Antonio Banderas dice adiós a dos de sus sueños

Antonio Banderas se despide de la Semana Santa malagueña y de su obra de teatro A Chorus Line.

Todo apuntaba a que este 2020 iba a ser un gran año para Antonio Banderas. Su interpretación en Dolor y Gloria le hizo ganar numerosos reconocimientos, entre ellos un premio Goya, y se esperaba que esta fabulosa etapa se alargase en el tiempo. Sin embargo, la llegada del COVID-19 ha roto todos sus sueños. Su obra de teatro A Chorus Line ha tenido que ser cancelada temporalmente, y su mayor pasión, la Semana Santa malagueña, ha sido anulada.

Dado el ‘estado de alarma’, el teatro Tívoli de Barcelona, lugar en el que se estaba llevando a cabo el espectáculo, ha sido cerrado. Sin duda, A Chorus Line es el proyecto más ambicioso de Antonio Banderas que ha tenido que ver sus planes interrumpidos por el COVID-19. De la misma manera, la Agrupación de Cofradías en coordinación con el Obispado de la diócesis y el Ayuntamiento de Málaga ha creído oportuno suspender las procesiones de Semana Santa.

Antonio Banderas, fiel a su cita con la Semana Santa malagueña

Antonio Banderas fiel a su cita con la Semana Santa malagueña.

El actor es mayordomo de una de las Cofradías de Málaga.

Como cada año, Antonio tenía previsto participar en el desfile procesional de las Reales Cofradías Fusionadas, junto al trono de María Santísima de Lágrimas y Favores, del que es mayordomo. El actor español más internacional siempre es fiel a su cita en Málaga, su tierra natal.

A pesar de que este año no se realizarán las procesiones de Semana Santa, Antonio ha querido animar a los cofrades para que ejerzan de voluntarios y ayuden durante esta crisis sanitaria. Además, el actor, muy preocupado por todos los sanitarios, reivindica a través de sus redes sociales “material y equipos adecuados para los trabajadores de la sanidad ¡YA!”.

Separado de su novia

La pareja está viviendo esta cuarentena por separado. Él en Málaga y ella en Suiza.

Además de perder dos de sus sueños en un mismo periodo de tiempo, Antonio, por desgracia, está pasando la cuarentena solo. El actor está solo en su ático de Málaga, su ciudad natal, ya que a su pareja, Nicole Kimpel, le pilló la noticia en Ginebra (Suiza), donde se encuentra acompañada de su hermana Barbara y su padre.

Al igual que numerosos rostros conocidos, el malagueño también ha querido aportar su granito de arena para hacer frente a esta lucha contra el COVID-19. La multinacional Puig, fabricante del perfume de Antonio Banderas, ha ofrecido su capacidad de producción para fabricar geles hidroalcohólicos. El actor ha hecho eco de esta iniciativa a través de sus redes sociales, con un mensaje en el que afirmaba: «Nosotros también sabemos mutar para ser más fuertes. Cambiamos la fabricación de perfumes por la producción de geles hidroalcohólicos y soluciones higienizantes para nuestros hospitales, manifiesta el actor malagueño en la publicación.

Déjanos tus Comentarios