Antienvejecimiento: así es la medicina de gestión del envejecimiento

Antienvejecimiento: así es la medicina de gestión del envejecimiento

Coseguir el antienvejecimiento requiere actuar en el estilo de vida, la reeducación alimentaria y los habitos tóxicos.

Según nos explica Esther Anzola, fundadora y CEO de Neolife, la primera clínica española especializada en medicina de gestión del envejecimiento, no existe el envejecimiento saludable, esa expresión es un oxímoron (encierra una idea y su contraria). Lo ideal es madurar y retrasar todo lo posible la aparición de esos problemas y limitaciones que llamamos envejecimiento. El envejecimiento es la causa de la aparición de un sinfín de enfermedades. No existe la prevención eficaz si no podemos frenar los efectos del envejecimiento.

Lo que sí podemos hacer es envejecer a otra velocidad, con otra calidad de vida y previniendo enfermedades. El envejecimiento es un proceso modulable, que varía de una persona a otra y según cómo nos cuidamos. Hay toda una corriente dentro de la medicina que estudia el envejecimiento como una enfermedad; buscando cuáles son sus mecanismos y cómo corregirlos. En los últimos 30 años se han descubierto muchos de ellos y hay mucha investigación en marcha.

¿Podemos prevenir enfermedades?

Antienvejecimiento: así es la medicina de gestión del envejecimiento

Hay clínicas en Estados Unidos que lo primero que hacen es poner de nuevo el cuerpo “en equilibrio”.

Hay infinidad de datos en estudios que soportan la evidencia de que se previenen enfermedades. El problema es que buscamos una única solución o miramos un único órgano. Y nuestro cuerpo no funciona así. Cuando implementamos un programa de salud global estamos previniendo o incluso revirtiendo enfermedades metabólicas como la diabetes. A su vez, ellas disminuyen la aparición de enfermedad cardiovascular, neurodegenerativa, hipertensión y cáncer.

Un plan de salud que impacte en el envejecimiento tiene que incluir las dos herramientas que actúan sobre todos los mecanismos del envejecimiento: ejercicio y nutrición. Pocas personas lo hacen correctamente. Además con los años estos dos factores son insuficientes. A partir de los 35-40 años comienza el declive de los ejes hormonales, los desequilibrios en el metabolismo, las consecuencias de nuestros malos hábitos y del estrés. Y hay que ir un paso más allá.

Otros beneficios

Antienvejecimiento: así es la medicina de gestión del envejecimiento

El ejercicio frecuente y bien enfocado mejora el porcentaje de masa muscular y hueso que permitirán seguir estando activos muchos años.

Según los expertos de Neolife, los pacientes mejoran en cuestión de días, encontrándose con más energía, mejor estado anímico, mejor sueño, mejor libido, más funcionalidad, etc. Se consigue que los síntomas incómodos de la menopausia desaparezcan, se comienza a mejorar el metabolismo basal para dejar atrás la dificultad a la hora de adelgazar… Esta rama de la medicina da gran importancia al sueño, los ciclos circadianos que sigue nuestro organismo. Y el estrés oxidativo, que acelera el envejecimiento a todos los niveles.

Déjanos tus Comentarios