Anne Igartiburu desvela cómo será su vestido de las Campanadas

Anne Igartiburu presentando la programación de TVE para esta Navidad.

La cuenta atrás para despedir el año ha comenzado. Anne Igartiburu dirá adiós a 2017 y recibirá 2018. Y lo hará desde un enclave privilegiado, la puerta del Sol de Madrid. Allí se encargará nuevamente de la tradicional retransmisión de las Campanadas. «Es lo que más ilusión me hace. Considero que es un gran reconocimiento personal», reconocía la vasca emocionada.

Este momento único, que muy pocos privilegiados tienen la suerte de vivir, lo compartirá por quinta vez con Ramón García«Vendrá con la capa, seremos tres (risas). Nos entendemos con gestos y miradas. Es el compañero perfecto para todo, tanto en la vida como en el trabajo. Tiene mucho sentido del humor, es muy generoso y es muy familiar», decía del presentador.

Anne Igartiburu y Ramón García en la foto promocional de las Campanadas de TVE.

Sus familiares, en casa

Previsiblemente, tanto Ramón como Anne irán solos a la Puerta del Sol. No les acompañará ningún familiar o amigo cercano. «Cuando estamos trabajando, estamos trabajando. Ya me sucedió una vez. No tenía con quién dejar a una niña y me la llevé. Pero normalmente intento estar a lo que estoy. Luego ya lo celebro con la familia cuando llego a casa», decía la conductora de Corazón.

«Me acompañó un año mi mujer, Patricia, que quería ver cómo era aquello. La advertí que no le iba a gustar y así fue. De hecho no volvió más«, aseguraba Ramón, que dice que sus dos hijas están encantadas de verle en la pequeña pantalla encargándose de un momento tan mágico.

famosos teatro

Pablo Heras-Casado, marido de Anne, la esperará en casa en vez de acompañarla a las Campanadas.

Un impresionante vestido

Anne ya se ha hecho la última prueba del look que llevará ese día, del que ha querido compartir con nosotros más detalles. «El vestido es de nuevo de Lorenzo Caprile. Casi seguro que será manga larga y es rojo, repito por tradición. Tenemos una especie de telepatía, el diseñador hace cosas que yo le voy a proponer, me lee la mente», comenzaba a decir.

«El protagonismo del vestido está en la parte de arriba, te esculpe el tejido encima del cuerpo, juegas con algo elegante, sofisticado, con un poquito de transparencia en los hombros… Voy a ver cómo acaba el cuello, no sé cómo lo terminará«, añadía poco antes de visitar al modisto, al que admira profundamente.

Lorenzo Caprile es el modisto en el que Anne siempre confía para sus días más importantes

Déjanos tus Comentarios