Los problemas de Anita Matamoros en la Universidad de Milán

Los problemas de Anita Matamoros en la Universidad de Milán

Anita Matamoros ha querido compartir sus problemas con una de las asignaturas que estudia. / Redes Sociales.

Hace unos meses, Anita Matamoros dejaba su vida en Madrid para mudarse a Milán. Su objetivo era ni más ni menos que convertirse en una auténtica mujer de negocios en el mundo de la moda. Estudiando en uno de los mejores centros del sector, todo parecía indicar que la hija de Kiko Matamoros estaba más cerca que nunca de alcanzar su sueño.

Por desgracia, su etapa en la ciudad italiana está siendo más difícil de lo que ella esperaba y así se lo ha querido contar a sus seguidores. Los problemas comenzaban cuando se mudaba. Makoke entraba en la casa de GH VIP muy preocupada porque su hija había tenido problemas con la casa en la que iba a vivir. Pocos días después, el conflicto se solucionaba y Anita sorprendía a su madre en Guadalix un día antes de partir.

Anita Matamoros, preocupada por sus estudios

La influencer junto a Marco Ferri, amigo de su padre Kiko Matamoros. / Redes Sociales.

Anita Matamoros conseguía una casa a su gusto y comenzaba la Universidad. Según hemos podido ver en sus redes sociales, no ha tardado mucho en hacer amigos. Y gracias, en parte, a los contactos de su padre, se ha podido acostumbrar rápidamente a su vida en Milán. Sin embargo, una de las asignaturas que estudia se le ha “atragantado” tal y como ella misma explica en su cuenta de Instagram.

“Llevo sin dar números desde… no sé, tercero o cuarto de la ESO”, explicaba haciendo referencia a la asignatura de economía. “Además yo hice el bachillerato de artes”, decía justificando su dificultad con la materia. Por si no fuera suficiente, la hija de Makoke da la carrera íntegramente en inglés, lo que sin duda, es un plus de dificultad.

Afectada por el divorcio de sus padres

Los problemas de Anita Matamoros en la Universidad de Milán

Anita publica, a menudo, instantáneas de su nueva vida en Milán. / Redes Sociales.

En cualquier caso, la influencer se muestra positiva. También llegó sin tener apenas idea de italiano y ahora puede defenderse, considera que sacará adelante la temida asignatura. “Si no la saco ahora, lo haré dentro de tres meses pero a mí no se me atraganta nada”decía Ana muy segura de sí misma. Anita Matamoros no pasa por su mejor momento y la realidad es que no es este el peor de sus problemas.

El divorcio de sus padres le ha afectado notablemente. Y aunque no son muchas las declaraciones que ha dado al respecto, hace tiempo se sinceraba dejando claros sus sentimientos. “Llevo mucho tiempo siendo “hija de”, soportando muchas críticas. Soy fuerte ante las críticas pero todos somos personas”, explicaba.

Déjanos tus Comentarios