Iniesta y Fernando Torres: así han sido las dos grandes despedidas del fútbol

Iniesta pasó mucho tiempo despidiéndose de su afición, incluso saltó a la grada para reglar camisetas.

La última jornada de liga ha estado cargada de emociones. Sentimientos a flor de piel que tenían lugar en dos puntos muy distintos del mapa. Había dos epicentros: Barcelona y Madrid. En la ciudad condal se vivía con intensidad el último partido como blaugrana de uno de los estandartes del equipo: Andrés Iniesta. Una leyenda que se ha ganado el cariño de compañeros y rivales gracias a su savoir faire profesional y personal.

Iniesta hizo soñar a toda España. Fue gracias al gol que nos dio el Mundial que se celebró en Sudáfrica en 2010. Quizás por eso los espectadores de todos los equipos han vivido con especial tristeza su marcha a Asia, donde se trasladará muy pronto con toda su familia. También ha recibido numerosas palabras de cariño y admiración de parte de jugadores que han tenido el lujo de poder compartir campo con él en alguna ocasión.

Iniesta

Iniesta se despidió de su afición. / Redes sociales

El jugador, por supuesto, no podía reprimir las lágrimas durante sus últimos minutos en el Camp Nou. Después, en los vestuarios, y ya más tranquilo, grababa un vídeo de agradecimiento. Me cuesta irme. Quiero agradeceros todo el cariño, ha sido un día mágico, inolvidable, lo llevaré siempre en mi corazón. Son muchos años, muchos sentimientos, muchas emociones, pero nunca podré devolveros el cariño y respeto que me habéis mostrado este tiempo“, decía.

Una leyenda del Atlético de Madrid

Iniesta

Fernando Torres en su último partido con el Atlético de Madrid. / Redes sociales.

En la capital las lágrimas también se mezclaban con las sonrisas y los infinitos recuerdos. Fernando Torres cerraba una exitosa etapa en el club de sus amores, el Atlético de Madrid. Fue el equipo en el que comenzó. Aunque posteriormente formó parte de otros equipos, siempre terminaba volviendo a casaHa sido un orgullo, un honor y un privilegio vestir esta camiseta. Me habéis hecho la persona más feliz del mundo . Gracias Atleti!!”, decía el niño Torres.

Más emocionante aún que su último día en el Wanda Metropolitano fue la celebración de la Europa League. El de Fuenlabrada se dio un baño de masas con su fiel afición. “Es difícil explicar lo que uno quiere cuando siente tanta emoción. Estoy muy orgulloso de ser parte de esto, lo elegiría siempre. Gracias afición por hacerme sentir tan afortunado. Nunca necesité un título para sentirme el jugador más querido del mundo, pero ahora os debo un poquito menos”, comentaba sin contener el llanto.

Déjanos tus Comentarios