Ana Obregón: «Con Álex, cada cosa que pasa, te asustas»

Ana Obregón recibe un premio por su solidaridad

Ana Obregón recibe un premio por su solidaridad y habla sobre el último susto de Álex en el hospital.

Ahora por fin Ana Obregón vuelve a respirar tranquila. El final del tratamiento de su hijo, y las buenas noticias que han recibido tras el mismo parece que le ha ayudado a quitarse un peso de encima que le impedía ser feliz. Ha retomado su vida social y con ella también la profesional. De hecho será una de las participantes de la nueva edición de MasterChef Celebrities. 

Esto es porque ahora Álex cada vez está mejor, a pesar de susto sufrido hace unos días y que le llevó de nuevo al hospital. Él quiso tranquilizar a sus seguidores con un mensaje en sus redes, ahora su madre lo reafirma. «Está bien, no ha sido nada. Lo que pasa que es lógico que ahora, con cada cosa que pasa, te asustas».

Álex celebra su cumpleaños

Ana Obregón recibe un premio por su solidaridad

Madre e hijo están más unido que nunca y su admiración mutua no deja de crecer. / Redes sociales.

Ana ha querido celebrar el 27 cumpleaños de su hijo (que fue el 23 de junio) como si de un nuevo nacimiento se tratara. No han sido momentos fáciles, y este tipo de fechas son siempre señaladas y emotivas. «A estas alturas del año pasado estábamos tratándole en Estados Unidos, los dos solitos allí», ha recalcado. Ahora las cosas parece que se han tranquilizado. En un mes tendrá una nueva revisión en la que se confirmará cómo ha ido el tratamiento.

Un proceso que parece haberles unido aún más como madre e hijo ya que no son pocas las veces que se declaran su mutua admiración. En numerosas ocasiones Ana ha señalado que su hijo le ha dado una lección de fortaleza y lo ha hecho manteniendo su sentido del humor. Durante todo el tratamiento Álex ha estado demostrando que esta era solo una etapa más de su vida y que por tanto no iba a dejar que le quitara sus ilusiones. Una de ellas, la empresa que fundó y en la que no ha parado de trabajar a pesar de todo: «Había veces que yo decía, ¡madre mía! Está recibiendo radioterapia y quimioterapia y sigue trabajando. Brutal. Es un ejemplo», ha contado orgullosa su madre.

Ana Obregón, mujer solidaria

Ana Obregón presumiendo de vestidazo

Ana está estupenda y ya está planeando su posado de verano tradicional.

Ana ha aprendido a disfrutar de las cosas buenas, su hijo le ha ayudado a ello. Ahora cada día es una aventura y cada pequeño detalle lo admira con ilusión. «Veo la felicidad de cada cosa, en levantarme por la mañana y haber dormido toda la noche del tirón», explicaba la bióloga. Compartir su experiencia con los demás y ayudarles a recorrer sus caminos es ahora su meta.

Precisamente la pasada noche, Ana acudía a la fiesta de la revista Yo Dona en la que se le entregaba Premio Internacional Yo Dona 2019 a la solidaridad. Un premio que ha confesado hacerle mucha ilusión porque para ella ayudar a los demás se ha convertido en «una necesidad»

Déjanos tus Comentarios