Ana Obregón no se separa de Álex en esta nueva etapa

Ana Obregón, junto a su hijo durante su nuevo tratamiento.

Ana Obregón, junto a su hijo durante su nuevo tratamiento.

A pesar de los tiempos complicados por los que está pasando Álex Lequio, el joven ya ha demostrado cómo se enfrenta a los baches de la vida. Con una sonrisa, mucha entereza y todas las ganas del mundo para plantarle cara a lo que venga. Y con su madre, Ana Obregón, a su lado.

Porque quiere y porque puede, para Ana no existe otra posibilidad, si su hijo va a tener que volver a someterse a cualquier tipo de tratamiento, ahí va a estar ella, a su lado acompañándole en todo el proceso. Así sucedió tras el diagnóstico que les llevó a Nueva York para seguir el tratamiento contra el cáncer que le fue diagnosticado y así está siendo ahora.

Ana Obregón y Álex, un gran equipo

Álex Lequio y Ana Obregón

Siempre unidos, Ana y Álex son un gran equipo. / Instagram: @ana_obregon_oficial.

Madre e hijo se apoyan el uno al otro incondicionalmente. Siempre han formado un gran equipo y ahora, en las dificultades, no es una excepción. Álex tiene que volver a someterse a un tratamiento médico tras haberle detectado un problema en una de las revisiones rutinarias a las que se estaba sometiendo desde que finalizó su terapia anterior.

«¡Vamos que nos vamos! Pues aunque lo parezca no vamos a un desfile sino a por el tercer día consecutivo de tratamiento de mi hijo Álex», escribía Ana en sus redes sociales a la vez que informaba de que ambos estarían en Sevilla este viernes 27 de septiembre para cumplir con sus compromisos profesionales.

Álex no piensa parar

Álex Lequio está encantado con su nueva mascota, un cachorrito que le ha robado el corazón. / Redes sociales.

Álex Lequio está encantado con su nueva mascota, un cachorrito que le ha robado el corazón. / Redes sociales.

Siempre que pueda seguir adelante, el plan de Álex Lequio parece ser no frenar su ritmo de trabajo. Ahora su vida ha vuelto a cambiar radicalmente, pero él no está dispuesto a que eso le frene en su vida personal y profesional. Hace pocos días le pudimos ver acudir a la fiesta de cumpleaños de su novia.

Ahora ya lo tienen todo listo para viajar a Sevilla con su madre. Por si esto fuera poco, está organizando una fiesta de disfraces canina para el 31 de octubre, a la que seguro que acude su nuevo cachorro, Boby Puchum, al que adoptó hace pocas semanas junto a su pareja. Todo ello sin descuidar su agencia Polar Márketing y sin perder las ganas de plantarle cara a este revés en su recuperación. No es raro que su madre le escriba: «Lo puedo decir más alto pero no más claro, hijo . TE ADMIRO».

Déjanos tus Comentarios