El reencuentro de Ana María Aldón y Ortega Cano

El reencuentro de Ana María Aldón y Ortega Cano

Tras cuatro meses separados, Ana María Aldón y José Ortega Cano se han reencontrado.

Sin poder disimular la felicidad de tan emotivo momento, Ana María Aldón, José Ortega Cano y su hijo han paseado por las calles de Chipiona en su primer día juntos después de cuatro meses. El pasado febrero, la diseñadora ponía rumbo a Honduras para vivir la que, sin duda, ha sido una de las experiencias más impactantes de su vida como concursante de Supervivientes 2020.

Si bien, el título de ganador fue para Jorge Pérez, uno de los rostros menos conocidos de la edición, Ana María ha ganado en muchas otras cosas. Del programa vuelve renovada, con el pelo corto -al raparse por una prueba de recompensa- y con el título de ‘mejor pescadora de la historia’ del concurso. Además, ella misma reconoce que esta experiencia le ha servido para valorar aún más a la gente que le rodea y reafirmar su amor por José Ortega Cano.

Ana María Aldón, ¿ganadora moral de Supervivientes 2020?

El reencuentro de Ana María Aldón y Ortega Cano

Ana María Aldón, José Ortega Cano y el pequeño José María han disfrutado de un paseo por las calles de Chipiona.

Su participación en el programa era una de las que más expectación causaban. Siempre en un discreto segundo plano, esta era la primera incursión televisiva de Ana María. Lejos de decepcionar a los telespectadores, la mujer del extorero ha sorprendido, protagonizando algunos de los momentos más icónicos de la edición. Su más que merecido segundo puesto demuestra que no ha vivido la aventura en balde.

Aunque en los días previos al final de esta experiencia, pudo reencontrarse con su hija Gema, no así con Ortega Cano, ni el pequeño Jose María. La gaditana esperaba tal momento con ganas y por fin pudo llevarlo a cabo. Así, tras su paseo por Chipiona, la familia disfrutó de un almuerzo en la terraza de un bar del municipio.

Rocío Flores vuelve a casa

El reencuentro de Ana María Aldón y Ortega Cano

Olga no podía evitar las lágrimas al reencontrarse con Rocío Flores, la hija de su pareja Antonio David.

Como Ana María, Rocío Flores también ha podido reencontrarse con su familia. En su regreso a Málaga, Olga, la pareja de su padre Antonio David, le esperaba a la salida de la estación de trenes. En ese momento se fundían en un emocionante abrazo puesto que a los únicos que había podido ver antes de volver a su ciudad era a su padre, su novio Manuel Bedmar y su tía Gloria Camila. Esta última, ha sido una de sus máximas defensoras durante el concurso.

Pero su «defensor oficial» en plató ha sido su padre, quien le ha demostrado ser un incondicional apoyo. Rocío también vuelve renovada de esta experiencia y sobre todo, con ganas de cumplir uno de sus mayores deseos; que se produzca por fin, un acercamiento con su madre Rocío Carrasco con quien no tiene relación desde hace años.

Déjanos tus Comentarios