Ana Boyer y Fernando Verdasco regresan a Doha

Ana Boyer y Fernando Verdasco han disfruto de unos días en España junto a la familia y su pequeño Miguel.

Ana Boyer y Fernando Verdasco han disfrutado de unos días en España junto a la familia y su pequeño Miguel.

Tras disfrutar de unos días de descanso en España junto a la familia y los amigos, Ana Boyer y Fernando Verdasco vuelven a casa con su hijo Miguel. El matrimonio ha sido fotografiado en el aeropuerto de Madrid Barajas cogiendo un vuelo con destino Doha, donde residen.

En estos días de vacaciones, la pareja ha celebrado su segundo aniversario de boda junto a su pequeño, de ocho meses, y también con una noche de concierto. Enrique Iglesias, hermano de Ana, presentó en el WiZink Center de Madrid su recopilación Greatest Hits. Un espectáculo que reunió a gran parte de la familia, entre los que se encontraba Ana y Fernando, Isabel Preysler, Tamara Falcó o las gemelas Iglesias. Los Verdasco tampoco faltaron a la cita. La pareja, festejo así, estos dos años de casados bailando al ritmo de reggaetón.

Ana Boyer y Fernando Verdasco acostumbrados a viajar

El tenista ha estado en todo momento pendiente del pequeño Miguel.

El tenista ha estado en todo momento pendiente del pequeño Miguel.

El matrimonio ha tenido que hacer malabares hasta llegar a la puerta de embarque ya que, a juzgar por las imágenes, han ido cargados de bastante equipaje: maletas, bolsos, equipaje de mano e incluso el carrito del pequeño. Fernando ha estado en todo momento pendiente de Miguel, que cumplirá su primer año de vida el próximo 26 de marzo, mientras que Ana se encargaba de las gestiones correspondientes en el mostrador de facturación.

Ana y Fernando, acompañados de la niñera de Miguel, han continuado su camino hacia la puerta de embarque. La hija de Isabel Preysler sabe que los viajes en avión son largos y, a veces, incómodos, por lo que eligió para Miguel un mono azul con el que poder dormir cómodamente. La pareja, acostumbrada a los aeropuertos y a los viajes, también eligieron ropa cómoda y de sport.

La pareja no para de viajar por todo el mundo

La pareja iba cargada de maletas, equipaje de mano y el carrito del bebé.

Han tenido que hacer malabares hasta llegar a la puerta de embarque porque iba cargada de maletas, equipaje de mano y el carrito del bebé.

La pareja está acostumbrada a este tipo de vida. El trabajo del tenista hace que se tengan que desplazar muy a menudo de su residencia oficial. El pequeño Miguel, con tan solo ocho meses, ya tiene la guía del buen viajero: Nueva York, París, Madrid, Shangái o las Maldivas, son algunos de los destinos que ya ha visitado.

Tras el concierto de Enrique Iglesias, la familia disfrutó de una maravillosa cena en el restaurante de El Qüenco de Pepa. A Fernando y Ana les espera una Navidad maravillosa ya que es la primera que pasarán con Miguel y, puede ser, que vuelvan a viajar a España para pasarlas con la familia.

Déjanos tus Comentarios