Ana Boyer presume de su nueva figura tras ser madre

Ana Boyer presume de espectacular figura tras ser madre

Fernando Verdasco y Ana Boyer están encantados con el pequeño Miguel. / Instagram: @ferverdasco.

Ana Boyer y Fernando Verdasco siempre recordarán 2019 como uno de los años más importantes de su vida. Hace apenas dos meses la pareja daba la bienvenida a su primer hijo, Miguel, nombrado en honor al padre de Ana, fallecido en 2014.

El pequeño se ha convertido en el consentido de ambos, tanto Fernando como Ana están encantados de la nueva experiencia que están viviendo y no dudan en compartir en sus redes sociales algunos de los momentos más especiales de su día a día junto al pequeño. Eso sí, también tienen tiempo para disfrutar de la mutua compañía y regalarse momentos de pareja cargados de amor y cariño.

Ana Boyer y Fernando, de regreso a Doha

Ana Boyer presume de espectacular figura tras ser madre

La pareja tiene su residencia en Doha y, aunque las primeras semanas estuvieron en España, ahora ya han vuelto a casa. / Redes sociales.

Desde siempre una de las cosas que más ha caracterizado a la pareja es su espíritu viajero. Ana dejó apartada su carrera para poder acompañar a su marido en los muchos viajes que su profesión de tenista le exige. Un pequeño sacrificio que para ella ha sido de lo más llevadero ya que le permite recorrer el mundo, cosa que le encanta.

De hecho, desde que Ana confirmó que estaba embarazada, dejó claro que la llegada de este niño no iba a cambiar sus planes. La pareja está instalada desde hace tiempo en Doha y, aunque viajaron a España para que el pequeño naciera, tenían claro que lo más pronto posible retomarían su vida viajera. Ahora ya han regresado a su hogar y, precisamente aquí es donde la pareja ha presumido del primer baño del «verano».

La nueva figura de Ana tras ser madre

Ana Boyer presume de espectacular figura tras ser madre

Ana Boyer presume de espectacular figura tras ser madre. / Redes sociales.

Durante todo el tiempo que ha estado embarazada, Ana se ha mantenido activa, realizando ejercicio físico adecuado para su estado. Tal vez por eso, tan solo dos meses después de haber sido madre, puede presumir de una figura en la que apenas se notan los efectos del embarazo. Eso, su genética y su juventud (tiene 30 años), seguro que ha contribuido a la recuperación de su figura.

Una figura que nada tiene que envidiar a la de su marido. A pesar de que Fernando es deportista profesional, Ana puede presumir de igualar el físico de su pareja e incluso superarlo. Seguramente su estupenda condición física, que ha nosotros nos llena de envidia, para ellos sea algo completamente irrelevante, ya que ambos se encuentran disfrutando de su mutuo amor, así como de su pequeño Miguel.

Déjanos tus Comentarios