Amelia Bono: «No fuimos a la presentación del libro de mi madre porque en él habla del divorcio y no queremos tomar partido»

Amelia Bono niega que haya tensiones con su madre

tx

Su verano ya ha empezado, pero Amelia Bono no se ha instalado del todo en Ibiza. Sigue viviendo a caballo entre la isla pitiusa y la capital, donde tiene numerosos compromisos laborales. En su última estancia ha aprovechado también  para disfrutar de las rebajas en el Centro Comercial Moda Shopping, donde además de comprar siempre aprovecha para tomar algo en sus terrazas, que son un referente del afterwork de Madrid. «Me encanta venir a Moda Shopping con mis amigas, la nueva oferta de ocio y gastronomía es un tándem súper bueno porque al terminar las compras podemos tomarnos algo en un entorno tan agradable como este”, aseguraba.

Y es que confiesa que siempre que sale a renovar su armario lo hace con amigas o con su madre, con la que se lleva a las mil maravillas. Una relación que sigue siendo inquebrantable a pesar de que ni ella ni sus hermanos apoyaran a Ana Rodríguez en la presentación pública de su libro, El club de las perfectas divorciadas. Un evento en el que la propia autora confesó que no sabía por qué los suyos no estaban a su lado en ese momento tan especial. «No fuimos porque era una decisión que estaba ya consensuada desde hace mucho tiempo y ella lo entiende. La apoyamos en todo lo que haga, pero en esto pensamos que no teníamos que estar físicamente porque habla del divorcio y no queremos tomar partido», decía su primogénita.

A pesar de que sus padres tomaran caminos separados, Amelia dice que siguen siendo «una piña» y su deseo es que eso no cambie. «Mis padres lo han hecho muy bien los dos y tenemos que darles las gracias porque nos han dado facilidades cuando se han divorciado. Es verdad que teníamos ya una edad, pero aún así hemos pasado Navidades juntos, comidas juntos…», asegura. Por eso tampoco quiere avivar la polémica y hablar en nombre de su padre. «No sé si ha leído el libro o si tiene intención de hacerlo. De cualquier manera no creo que se pueda molestar, no lo sé…», zanjaba.

Los que sin duda hacen que las tensiones se olviden son Jorge, Manuel y Gonzalo, los hijos de Amelia y Manuel Martos. «Los abuelos les consienten mucho, en especial mi padre. Les gusta mucho el campo como a él y los caballos como a mis hermanos», desvela. Sin embargo el mayor ya «apunta maneras con la música» como su abuelo, Raphael. «No hacen duetos juntos porque mi suegro no canta en casa, pero veo que tiene madera y que puede dedicarse a ello aunque ahora solo piense en el fútbol», cuenta divertida. Además, asegura que prefiere que sean cantantes a que se dediquen a la política.

Déjanos tus Comentarios