Amador Mohedano niega padecer cáncer como su hermana

Amador Mohedano

Según algunos medios Amador Mohedano padece cáncer, sin embargo él mismo ha desmentido la noticia.

Ayer un importante medio dio a conocer la noticia de que Amador Mohedano tendrá que ser intervenido para extirpar un tumor maligno que le han encontrado en una cavidad nasal. Eso sí, tanto él como su actual pareja, Jacqueline, han negado que lo publicado sea cierto. Así se lo han hecho saber a Sálvame, «Es mentira todo lo que se ha dicho», aseguraba el propio Amador en conversación telefónica.

Amador Mohedano fue la sombra de la cantante durante los años más intensos de su carrera profesional, era su manager, el que ayudaba a Rocío a tomar las decisiones y a planear sus proyectos musicales. El empresario ahora reside en una finca que heredó de su hermana en Chipiona, llamada Los Naranjos.

El estado de salud de Amador Mohedano

Amador Mohedano

Lo que sí parece ser cierto es que el hermanos de Rocío Jurado tendrá que ser intervenido en los próximos días.

El pasado 1 de junio se cumplieron 13 años de la muerte de Rocío Jurado y pocos días después, y según la revista Semana, Amador fue informado de que tenía un tumor maligno en la cavidad nasal y tendría que ser intervenido próximamente. Según este medio, afortunadamente, los médicos han descubierto el tumor a tiempo. Hay una cosa con la que podrían haber sido muy estrictos, y es que Amador Mohedano tendría que dejar el tabaco para siempre.

A pesar de que Amador Mohedano ha estado sumido en una depresión que le mantenía encerrado en su residencia sin ganas de salir, ni de ver a sus amigos, parece que anímicamente se encuentra algo mejor. Y quizás sea esta la forma de curarse en el caso de que estuviera enfermo, siendo positivo y apoyándose en la gente que le quiere.

Una vida alejada del lujo

Amador Mohedano

Amador Mohedano estaba muy unido a su hermana ya que era su manager y su apoyo fundamental tanto en lo profesional como en lo personal.

El hermano de «la más grande» lleva tiempo viviendo en la finca que heredó de su hermana. El pasado mes de febrero desveló que económicamente estaba «devastado». «Estoy arruinado. Yo no tengo un trabajo fijo. No tengo una pensión todavía que pueda cobrar. La vida se hace un poco difícil de sobrellevar», con estas palabras Amador confesaba que estaba pasando por momentos duros.

En la actualidad se dedica en cuerpo y alma al cuidado de la finca y apenas gasta dinero. No sale, debido a las deudas que tiene con Hacienda y la Seguridad Social. Esperamos que Amador Mohedano pronto supere este bache y que tan solo forme parte de una mala época de su pasado. Solo el tiempo dirá lo que es cierto y lo que no después de las muchas conjeturas hechas por muchos medios.

Déjanos tus Comentarios