Qué comer para una piel radiante

Alimentos para una piel radianteQué comer para una piel radiante

Todo lo que comes, así como tus hábitos de vida, se refleja en tu imagen, especialmente en tu piel. Hoy te presentamos una serie de alimentos que, al margen de sus propiedades nutricionales, te ayudarán a tener una piel radiante. ¡Inclúyelos en tu dieta y notarás la diferencia!

Alimentos para una piel radiante

Almendras

Las almendras son muy ricas en vitamina E (que además de hidratar desde el interior es un potente antioxidante que reduce los radicales libres), y en ácidos grasos, que aportan luminosidad. Son perfectas para el día después de una noche de excesos.

Nueces

Las nueces protegen el ADN de los daños producidos por las radiaciones UV y ayudan a prevenir el cáncer de piel.

Garbanzos

Los garbanzos, ricos en proteínas y aminoácidos esenciales para la regeneración y el crecimiento de los tejidos, son un alimento ideal para ayudar a reducir las cicatrices y las manchas.

Cangrejos

El marisco rico en zinc, como los cangrejos, las nécoras o el buey de mar es especialmente beneficioso para las pieles grasas y con impurezas, ya que ayuda a reducir la inflamación y a mantener los poros limpios.

Té verde

El té verde, muy rico en antioxidantes, protege la piel de las agresiones externas y mejora la elasticidad. Según el periódico Journal of Nutrition, las mujeres que beben diariamente té verde tienen la piel un 4% más elástica.

Naranjas

Su alto contenido en vitamina C ayuda a reducir las bolsas y refuerza el colágeno, uno de los principales responsables de la firmeza de la piel.

Qué comer para una piel radiante

Salmón

El salmón es uno de los pescados más ricos en ácidos grasos Omega 3, que mejora tanto la hidratación como la producción de colágeno y elastina, fundamentales para una piel firme.

Aceite de girasol

El aceite de girasol es muy rico en ácido linoléico, un ácido graso que protege las células y refuerza su barrera de protección natural.

Cereales integrales

Ricos en niacina, ayudan a reducir las rojeces producidas por el acné, la rosácea y otras afecciones dermatológicas, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Déjanos tus Comentarios