Acné adulto: dime dónde lo tienes y te diré por qué aparece

Acné adulto

Aunque se suele asociar con la pubertad y la adolescencia, el acné es cada vez más frecuente en la edad adulta, especialmente en las mujeres; principalmente por motivos o bien hormonales, o bien relacionados con el estrés y el estilo de vida. Nos centramos en esta patología que afecta a un 30% de la población adulta.

Lejos de ser un problema asociado únicamente a las pieles jóvenes, el acné afecta, según la Academia Española de Dermatología, a un 3% de los hombres y entre el 11 y el 12% de las mujeres en edad adulta, siendo, además, el primer motivo de consulta al dermatólogo. Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel, causada por una infección bacteriana en los folículos pilosebáceos, en los que se va acumulando un exceso de sebo al tiempo que se obstruye el folículo, impidiendo que la grasa salga. Más allá de sus repercusiones a nivel de salud, el acné es una patología que tiene un gran componente psicológico, y que puede afectar seriamente a la autoestima de quienes lo padecen.

Los tipos y subtipos

Existen distintos tipos de acné, entre los que destacaremos dos. Cuando en la piel hay un exceso de sebo, los poros se obstruyen, dando lugar a los comedones (vulgarmente llamados espinillas y puntos negros): es el acné comedoniano. En este escenario puede proliferar una bacteria llamada P. Acnés, que produce una inflamación que da lugar al acné inflamatorio. En el 60% de los casos se combinan ambos tipos: es el acné polimorfo.

Las zonas más comunes

acné adulto

1. Zona T: frente y nariz. Según la medicina ayurvédica, los brotes de acné recurrentes en la zona T suelen estar relacionados con el estrés, y también con el sistema digestivo. Una alimentación adecuada debería mejorarlos, así como ayudar a cerrar el poro.

2. Mejillas y pómulos. Al parecer, las mejillas están muy relacionadas con el sistema respiratorio, y la presencia de toxinas inhaladas (como el tabaco) o alguna afección respiratoria podría empeorar los brotes en esta zona.

3. Mentón y mandíbula. Según el doctor Bowe, una eminencia en dermatología, cuando el acné aparece en esta
área suele deberse a alteraciones y desarreglos del sistema hormonal. Por lo general, es una de las zonas más castigadas.

Otros datos sobre el acné adulto

  • El acné afecta al 80-90% de los jóvenes; de ellos, un 10% lo sufre de forma severa.
  • Hasta el 30% de las personas puede continuar sufriéndolo en la edad adulta.
  • Por motivos hormonales, las mujeres son más propensas a sufrir acné adulto que los hombres en la madurez.
  • Pasados los cincuenta años, solo el 2% de las personas adultas padece acné maduro, con un claro predominio de la mujer.

Déjanos tus Comentarios