Se cumplen 18 años de la boda de Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín en medio de la incertidumbre

Hace 18 años que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín celebraron su boda y ahora se enfrentan a un aniversario lleno de incertidumbre

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín saludan después de su boda

Hace 18 años de la boda de Cristina de Borbón y el exjugador de balonmano Iñaki Urdangarín, que celebran hoy su aniversario por primera vez sin el título de duques de Palma. El ducado les fue concedido por el ahora rey emérito Juan Carlos pero el pasado mes de junio Felipe VI, actual rey y hermano de la infanta, se lo retiró.

Hoy se cumplen 18 años de la boda de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín y aquella boda, colofón a una bella historia de amor, parecía la antesala perfecta del “y fueron felices y comieron perdices”… Pero nada más lejos de la realidad. 18 años después, en medio de una imputación judicial que podría terminar en cárcel, Cristina e Iñaki se enfrentan a un futuro incierto y sombrío. Hasta su amor ha sido puesto en duda en los últimos tiempos.

Con el enfado del rey

La infanta Cristina, que residía desde 1992 en Barcelona, contrajo matrimonio con Urdangarín en una ceremonia que contó con el apoyo y beneplácito de toda la ciudad condal, alejada entonces del actual panorama independentista. Parecia la boda perfecta, aunque ahora se ha sabido que algunos de sus protagonistas no la vivieron así.

El entonces rey Juan Carlos hizo lo imposible porque el compromiso no llegara a anunciarse. Cuenta Consuelo Font, experta en la Casa Real, que el rey montó en cólera cuando se enteró de la relación porque ya le habían llegado rumores sobre la ambición de su futuro yerno y de que mantenía, además de la relación con la infanta, otra paralela con Carmen Camí.

No hubo marcha atrás

Pero ante la cabezonería de la infanta Cristina, su padre cedió, aunque confesó a algunos allegados que la relación le parecía “una insensatez”, y finalmente el compromiso se anunció en 1997. La pareja tuvo cuatro hijos: Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene y su relación iba viento en popa así como sus finanzas.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín pasean con sus cuatro hijos por Ginebra

Su holganza económica se plasmó en la compra de un impresionante palacete en Pedralbes… Pero llegó el caso Noos.

Destino: ¿Portugal?

Y la imagen idílica de la pareja saltó por los aires en pedazos. Se convirtieron en unos apestados sociales a los que la misma familia de la infanta, excepto la reina emérita Sofía, evitan e iniciaron un penoso peregrinaje fuera de España donde comenzar una nueva vida.

Hoy, desde su exilio en Ginebra, esperan una sentencia que la mayoría de expertos auguran que se saldará con el encarcelamiento de Iñaki Urdangarín. De ser así, mucho se especula con el futuro de la infanta. De momento, los rumores más insistentes la sitúan estableciéndose en Portugal junto a sus hijos pero Cristina no se ha pronunciado hasta el momento.

Déjanos tus Comentarios