Verano sin cistitis: atenta a estas recomendaciones

Verano sin cistitis: atenta a estas recomendaciones

Tratar la cistitis una vez aparecen sus síntomas es esencial.

Una de cada cuatro mujeres ha padecido cistitis en el último año, en especial, en verano, cuando la humedad y el calor crean el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. Los doctores José Manuel Rodríguez Luna, jefe de servicio de urología del Hospital Universitario Quirón Salud de Madrid; Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual y jefe de sección de urología del Hospital Universitario del Henares, y Miguel Martín Almendros, miembro de la junta directiva de Infito y director médico del Centro Médico Naturalia nos explican cómo identificarla, tratarla y prevenirla.

¿Qué es la cistitis?

La cistitis es un proceso inflamatorio que afecta a la vejiga, y que, por lo general, se debe a la colonización del tramo urinario por parte de bacterias que forman parte de la flora del tramo genital y la cavidad rectal. Es una de las infecciones más frecuentes en la mujer, debido a las características de la anatomía femenina: la uretra es más estrecha y más corta que en el hombre, y la vejiga está muy cerca de las zonas vaginal y anal, que suelen estar contaminadas. Además, en ciertos momentos (como el puerperio, la lactancia o la posmenopausia), la mujer es aún más propensa.

La cistitis es una de las infecciones más frecuentes del verano: mantener el biquini mojado después del baño crea unas condiciones ambientales que hacen que estas bacterias, muy sensibles a la humedad y al calor, proliferen rápidamente, colonizando la zona y provocando una infección.

Tipos de cistitis

A grandes rasgos podemos hablar de dos tipos de cistitis: agudas (episodios puntuales que no se repiten en el tiempo), y recidivantes o crónicas, que suelen estar asociadas a alteraciones de la flora intestinal o vaginal y se producen cuando se han roto los mecanismos de defensa normales del cuerpo.

Cuatro de cada cinco infecciones del tracto urinario se deben a la bacteria E.Coli, el patógeno que más abunda en la flora intestinal, sin embargo, no es la única que puede provocar una infección de las vías urinarias. Aunque en menor medida, hay otras bacterias (como el estreptococo fecalis, el proteus mirabilis o el estafilococo, sobre todo el saprofito) que pueden ser responsables de este tipo de infecciones, en ocasiones, muy agresivas. En el caso del estafilococo, se trata de una bacteria que está habitualmente
en la piel, y que ante una inmunosupresión o un desequilibrio en la flora puede pasar a la vejiga y colonizarla.

¿Cuándo sospechar?

La cistitis es fácilmente identificable, sobre todo si ya se ha padecido anteriormente. Los síntomas más frecuentes son la presión en la parte inferior de la pelvis, el dolor o escozor al orinar, el dolor en la zona inferior del abdomen y en la zona lumbar, la necesidad frecuente y urgente de orinar (con poca cantidad de orina en las micciones), el picor en la zona vaginal, la fiebre y la orina turbia, de color intenso y, en ocasiones, con sangre. Además, es muy frecuente sufrir dolor en las relaciones sexuales.

Culotte de Ysabel Mora

Las causas más frecuentes de la cistitis

La humedad y la falta de una higiene adecuada en la zona genital son los dos factores de riesgo más destacables  y las dos causas más frecuentes de cistitis, seguidas del mal uso de antibióticos, la alteración de la flora vaginal, la práctica de relaciones sexuales, la retención urinaria y el uso de tampones y ropa ajustada. Por otra parte, hay condicionantes, como los cambios bruscos de temperatura, las variaciones hormonales o las situaciones de estrés que pueden hacer que la capa que tapiza internamente la vejiga no cumpla su papel inmunológico, y que se produzca una contaminación bacteriana.

Complicaciones derivadas de la cistitis

La cistitis tiene, por lo general, un pronóstico muy bueno: lo normal es la erradicación en 3-5 días y la desaparición de los síntomas en 48 horas. Sin embargo, si no se trata correctamente o en casos de resistencia al tratamiento con antibióticos, puede complicarse y subir hasta llegar a la zona renal. En circunstancias normales, la mucosa y el flujo urinario impiden que la infección se propague, pero por distintos motivos puede ocurrir, y en estos casos se produce su consecuencia más temida: la pielonefritis, una infección grave que afecta al riñón, y que si no se coge a tiempo puede comprometer sus funciones de forma permanente.

Verano sin cistitis: atenta a estas recomendaciones

Cómo tratar la cistitis

El tratamiento más habitual de las cistitis se lleva a cabo con antibiótico. Sin embargo, según nos confirma el doctor Martín Almendros, cada vez se utiliza más el arándano rojo no solo como preventivo sino también como tratamiento, ya que contiene proantocianidinas (PAC), unos activos que evitan que las bacterias, especialmente la E.Coli, se adhieran a la mucosa y la infecten. Además, se recomienda beber mucho líquido, de 2 a 3 litros al día, pues el flujo urinario ayuda a arrastrar la infección. Especialmente agua y zumos ricos en vitamina C, que estimulan el sistema inmunitario.

8 consejos para prevenir la cistitis

  1. Mantenerse bien hidratado, bebiendo al menos 2 litros de agua al día.
  2. Orinar a menudo, al menos cada 2-3 horas.
  3. No retener nunca la orina ni las heces, pues aumenta la probabilidad de infección. Utilizar ropa interior de algodón y evitar las prendas ajustadas.
  4. A la hora de limpiarse o lavarse, hacerlo siempre de delante hacia atrás, es decir, de la vagina hacia el ano.
  5. En la playa o la piscina, cambiarse inmediatamente el bañador mojado por uno seco.
  6. Utilizar geles específicos para limpiar la zona íntima o bien bicarbonato sódico, ya que el jabón rompe el pH y descompensa la flora vaginal. Lo mejor: un gel íntimo a base de propóleo, que actúa como protector de la zona.
  7. Mantener una buena higiene diaria.
  8. Evitar el diafragma como método anticonceptivo, pues presiona la uretra, dificulta el vaciado de la vejiga y está asociado a mayor frecuencia de infección.

Dejanos tus Comentarios