Sonia Moldes: “Existen faltas de respeto más graves que una infidelidad, y yo las he sufrido”

sonia-moldes1

Sonia Moldes decidió hace años alejarse de los medios del corazón y, ahora, es una exitosa empresaria

Apartarse del ruido mediático supuso un punto de inflexión en su vida. “Pero no tengo nada en contra de los medios, siempre me habéis apoyado y os estoy muy agradecida por ello. Cada vez que he abierto un local, me ha costado mucho menos darlo a conocer gracias a vuestra cobertura. Eso no lo puedo olvidar”.

Pero un día pusiste, literalmente, tierra de por medio.
Así es. Me marché a Miami, donde estuve viviendo un año. Consideré que era la única forma de apartarme de los focos, porque tenía prensa prácticamente todos los días en la puerta de mi casa.

¿Hubo algo concreto que te hiciera tomar esa decisión?
Sí. Había perdido a mis dos padres en el corto periodo de un año y me tuve que quedar a cargo de mi hermano, que era muy pequeño. Recuerdo que fue definitivo el día que celebramos su confirmación. Salíamos de la iglesia junto con Alessandro y allí nos esperaba muchísima prensa. Vi a mi hermano tan desprotegido, que pensé: “No le puedo dar esta vida”. Ahí tomé la decisión de marcharme.

Ahora, estás centrada en tu trabajo.
La verdad es que sí. Llevo desde los 23 años, cuando abrí mi primer restaurante, trabajando en el sector de la hostelería. Actualmente, tengo un local de picoteo y copas hasta primera hora de la noche, Living, y por otro lado, estoy trabajando en una discoteca, Bvcca, una valiente apuesta de un empresario, Mario García, que no se dedicaba a este sector y al que ayudo con mis 20 años de conocimiento en este campo.

De aquella época, ¿guardas alguna amistad?
Yo tengo amigos de toda la vida. Mis amigos y amigas siguen estando ahí, los de verdad.

Nunca mantuviste amistad con Ana Obregón, pero dime: verla junto a Antonia Dell’Atte posar tan amigas para un medio…
Me parece que eso lo tenían que haber hecho por los niños hace tiempo, sinceramente. Es lo que yo hubiera hecho. A estas alturas… Bueno, siempre es positivo para los niños, pero no entiendo cómo han pasado de haberse dicho ciertas cosas a, de la noche a la mañana…. Es un poco alucinante. Pero, en fin, no es mi vida ni mi problema.

¿Tú fuiste el gran amor de Alessandro Lecquio?
Eso habrá que preguntárselo a él.

¿Y él para ti?
Fue una persona con la que compartí casi dos años de mi vida. Puedo decir que fue una persona importante, pero no mi gran amor.

¿Tienes buena relación con él?
Bueno, hemos coincidido en algún evento, nos saludamos, y sin más.  Le tengo cariño, pero no nos relacionamos habitualmente.

sonia-moldes-2

Quizá tu gran amor lo encontremos entonces entre los dos hombres con los que te has casado (el empresario Carlos Gil-Stauffer y el exfutbolista Jean -François Hernández).
En realidad, poca gente lo sabe, pero me he casado tres veces. Y mi gran amor ha sido, justamente, mi último marido. Un reputado empresario con el que me casé en 2011 y del que me he separado en 2014. Ha sido la vez que más me he enamorado de un hombre y la ruptura ha sido muy dolorosa para los dos.

¿Cuáles han sido las razones de esta ruptura?
Creo que él se enamoró de la persona que no debía. Las personas que hemos sido públicas tenemos un gran hándicap, que todo el mundo sabe de nuestras vidas, y creo que mi exmarido tiene un carácter más tradicional y clásico del que él pensaba. Y aparecieron los celos… Hoy, me llevo muy bien con él, le adoro, y seguimos quedando de vez en cuando.

Quizá con él sí te habrías planteado ser madre…
No quiero ser madre, eso siempre lo he tenido muy claro. Y esto ha sido casi siempre el tema de discusión con mis parejas.

¿También con Alessandro?
Claro. Cuando llevas tiempo con una persona es un tema que surge.

Yo diría que, después de tres bodas y unos cuantos noviazgos, eres una romántica…
Sí, sí. Y si supieras la música que me gusta, Camilo Sexto, Rocío Jurado, Raphael… Pero ahora no estoy por la labor de enamorarme ni, por supuesto, de ser madre. Ya ejercí de madre con mi hermano. Estoy muy centrada en el trabajo y si pasara por delante el hombre de mi vida, ni me daría cuenta.

Mijatovic o Joaquín Cortés también han sido parejas tuyas. Y, ahora, corren rumores de que Vin Diesel estuvo en tu local y tuviste “un rollito” con él…
Sí, es verdad.

Porque lo tuyo son los morenos…
Sí, me gustan más, pero sobre todo, me gustan los hombres trabajadores, divertidos y que sean muy hombres.

¿Perdonarías una infidelidad?
Existen faltas de respeto peores que una infidelidad.

¿Y tú has vivido alguna vez una falta de respeto grave?
Sí, he sufrido peores faltas de respeto que unos cuernos.

Seguro que en esos momentos duros de tu vida has echado en falta a tus padres…
Yo tenía 21 años cuando fallecieron. Podría parecer muy fuerte, pero no. Todos los días pienso en mi madre. Con la madurez, incluso la añoro mucho más. Siempre pienso en que lo que daría por sentarme 5 minutos con ella, comentarle…

¿Te arrepientes de algo?
De nada de lo que he hecho. Pero sí de lo que no he hecho en su debido tiempo. Tengo un defecto, soy muy orgullosa, y si a eso se une que soy tímida, pues ese cóctel ha estropeado alguna historia de amor. Me hubiera gustado hablar y ser más directa con alguna persona que se me escapó.

NOTICIAS RELACIONADAS

Las fotos del romance de Alessandro Lequio y Sonia Moldes

Escribe tus comentarios