Rostro perfecto: tres claves “beauty” para el verano

Rostro perfecto: tres claves "beauty" para el verano

Aprende a lucir un rostro perfecto durante los meses de verano.

La piel es un órgano que no se mantiene estático. Va cambiando en función de muchos factores: externos (como las condiciones de humedad o clima) e internos (como el estrés o las alteraciones hormonales). En verano, nuestra rutina, así como nuestra alimentación o nuestro ritmo de vida cambian, y estos cambios se manifiestan en nuestra piel, que pide cuidados adaptados a las circunstancias. Descubre qué necesita tu piel en verano y cómo cuidarla para que esté lo más sana (y bonita) posible.

Nuevos básicos de belleza

Está claro que nuestro fondo de neceser (al igual que el de armario) necesita ciertos cambios para adaptarse a la nueva temporada. Fórmulas más ligeras, texturas más fluidas… pero siempre teniendo en cuenta que la piedra angular de la belleza de la piel durante el verano (y todo el año) es la hidratación. Si tu producto de tratamiento habitual parece dejarte un acabado pesado, incluso pegajoso, y notas que no se absorbe como suele, tu piel no te lo puede decir más claro: no lo deseches, pero utiliza, mientras dure el calor, otra más ligera, y que te aporte un efecto refrescante.

Estos son los cuidados que tu piel necesita en verano

Por otra parte, el índice UV es mucho mayor en verano, y tocará incorporar a la rutina de tratamiento una protección intensa y activos antioxidantes y reparadores que sean capaces de paliar los efectos de los radicales libres en la piel. Si se te hace muy pesado aplicar un protector solar encima del sérum y la crema, reduce pasos apostando por un tratamiento de día que incorpore protección solar.

La rutina diaria recomendada

La Dra Mª Rosa García Maroto, Directora del Departamento Medicina Estética de Clínica de la Fuente, apuesta por “aligerar” la rutina de tratamiento facial diaria: “Es conveniente limpiar la cara mañana y noche con agua micelar, y a continuación por la mañana aplicar un sérum que contenga proteoglicanos (muy hidratantes), así como la crema de tratamiento y la protección solar. Por la noche, aplicaremos tras la limpieza un sérum con vitamina C (que es antioxidante y anti manchas), seguido por una crema con ácido glicólico a bajas concentraciones (que aportará un efecto micro-peeling y limpiará la piel)”, recomienda

3 pasos para cuidar la piel de tu rostro

Para lucir una imagen mucho más fresca (y también para refrescarte) cuando suben las temperaturas.

  • Mantén a raya los brillos. Si tiendes a acumular grasa en ciertos puntos del rostro, lleva siempre en el bolso papelitos absorbentes, muy discretos, que la hacen desaparecer en segundos. Además, deberás evitar los productos muy astringentes o con alcohol, pues producen un efecto rebote nada deseable, y mantener la piel bien limpia.
  • Hidrata y vuelve a hidratar. Si durante el resto del año te resulta suficiente hidratar mañana y noche, en verano has de hacerlo cada vez que tu piel lo necesite. Ten en cuenta que está mucho más castigada. Dale un alivio extra a la semana con una mascarilla hidratante.
  • Refresca el contorno de ojos. El calor puede hacer que las bolsas se acentúen más, y que los párpados se hinchen (al ralentizarse la microcirculación). Guarda tu contorno de ojos en la nevera para añadirle una acción descongestionante, y recurre al clásico truco de las rodajas de pepino o de patata sobre los ojos. Eso sí: mejor si están congeladas.

Protectores solares

Atrás quedó el tiempo en que la protección solar suponía productos nada sensoriales y sin ninguna cosmeticidad. Los nuevos protectores en formato spray, protegen al máximo al tiempo que refrescan, sin manchas, pesadez ni pringues.

Dejanos tus Comentarios