Julio José Iglesias recuerda al entrañable “Papuchi”

Julio Iglesias Puga con su familia cuando aún estaba unido a Rosario de la Cueva

Julio José Iglesias  ha querido tener un recuerdo para su abuelo, una de las personas a las que más quiso, Julio Iglesias Puga, conocido también como papuchi, el hombre que hizo las delicias de los reporteros televisivos de nuestro país, para los que nunca tuvo un mal gesto. Falleció a los noventa años de edad el 19 de diciembre de 2005. Y fue siempre el nexo de unión de una familia amplia y peculiar que lo adoraba. Su nieto lo ha recordado con una foto en Instagram.

My dad and all the kids !!! My grandfather ! What a cool man ! And ofcourse our pointer dog hey 🐶🐶 .Mi padre con todos nosotros ! El abuelo! El mejor !!!! Y nuestro perro Hey 🐶🐶 Que memorias😁😁

Una publicación compartida de Julio Iglesias, Jr. (@juliojrofficial) el

 

Fue él, ginecólogo de profesión, promotor del “parto sin dolor” en España y fundador de La Maternidad de Madrid, quien ayudó a traer al mundo a sus propios nietos, y a pesar de la separación de su hijo de Isabel Preysler siempre mantuvo una relación magnífica con la que fue su nuera. Por su hijo Julio sentía un amor y una adoración incondicional. El peor momento de la vida del cantante fue se produjo cuando su padre fue secuestrado por ETA en 1981. Después fue liberado por la  policía en 1982. A su padre, el cantante lo calificaba como “un tipo cachondo” y decía que de mayor quería ser como él.

Papuchi e Isabel Preysler en el bautizo de Julio José

Papuchi e Isabel Preysler en el bautizo de Julio José

El doctor  se casó en primeras nupcias en 1943 con Rosario de la Cierva y Periñón, madre de sus dos hijos, Julio y Carlos. Después se casó con la  estadounidense Ronna Keit, de 42 años  en Florida. Con ella tuvo dos hijos con quienes sus hermanos mayores apenas mantienen contacto: Jaime y Ruth. A los dos pequeños les gusta la música como a sus sobrinos, Enrique y Julio José. Jaime, de 13 años, toca el piano, y Ruth, que fue hija póstuma y ya tiene 11 años,  prefiere la canción.

Frases como su “raro, raro, raro” pasarán a la historia

Hay frases inolvidables suyas que millones de españoles recuerdan con gran cariño. Es el caso de “Eso me parece raro, raro, raro” y “Conozco hombres honestisisímos pero no pondría la mano en el fuego por ellos”. Era esta última una frase que pronunció relacionada con la fidelidad masculina, en la que no creía.

Julio Iglesias y su padre

Julio Iglesias y su padre

Con Enrique se llevaba muy bien, pese a que Papuchi tenía la costumbre de contar algunos detalles de su familia a la prensa, reales o inventados en broma, como cuando dijo que el joven cantante y Anna Kournikova iban a hacer un anuncio de preservativos. Enrique se lo tomó a broma y dijo que eran “minicondones”. Pero era tal vez Julio José quien más unido estaba a él. Viajó desde Punta Cana en un avión alquilado por su padre para dar el último adiós a su adorado abuelo. Su hermano Enrique, en cambio, fue el único de los hijos que no asistió. Hasta Isabel Preysler estuvo presente para apoyar a sus hijos en un momento tan duro.
Sabiendo que la familia que tuvo con su primera esposa tenía cubiertas sus necesidades, en los últimos años de su vida vendió muchas de sus propiedades con vistas a que no le faltara de nada a su Ronna del alma, quien decidió recientemente que su hijo Jaime estudiara en España.

 

 

Dejanos tus Comentarios