Multimasking, la nueva forma de usar mascarilla

Mascarilla

Cuida tu piel con la mascarilla adecuada

Cuidar nuestra piel es fundamental para mantenerla joven y tersa. Pero, hay que tener en cuenta que no todos los productos son adecuados para nuestro rostro. La denominada “piel normal”, en realidad, no existe. Todos tenemos diferentes zonas en nuestra piel y, cada una tiene sus propias características.  Por eso, los expertos recomiendan que no solo utilicemos un mismo producto para toda la cara.

De ahí, nace el término multimasking. Una tendencia de belleza que hemos heredado de los países asiáticos y que últimamente está cobrando mucha fuerza en occidente. Trata de mejorar la eficiencia de las mascarillas, pues no tiene en cuenta el tipo de piel que predomina, sino que se centra en cada zona específica. De este modo, debemos escoger la combinación perfecta, para tratar las zonas más grasas y las más secas de nuestra piel.

Por ejemplo, donde más deshidratación podemos notar es en pómulos y mejillas, mientras que la zona de la nariz, frente y barbilla necesitan purificarse y controlar la secreción sebácea.

¿Cómo saber qué mascarilla necesitas?

No hay una ciencia exacta que te dé unos pasos a seguir para saber cuál es tu tipo de piel. Con los años, se pueden experimentar cambios hormonales y éstos se ven reflejados en nuestro rostro. Por eso, debemos seguir nuestra intuición y observar nuestra piel con detenimiento. Aun así, te recomendamos unos casos con los que puedes sentirte identificado y determinar qué es lo mejor para ti.

  • Si al salir de la ducha notas tu piel rígida y tirante, necesitas hidratación al máximo. Por esto, el ácido hialurónico será tu mejor aliado.
  • Puedes notar que a tu rostro le falta brillo. Puedes ver que en algunas zonas tu rostro se apaga y por ello, es necesario que optes por un tratamiento con vitamina C que potencie la luminosidad.
  • Si, por el contrario, tu piel presenta brillos y es propensa a padecer acné y puntos negros, tendrás que aplicar mascarillas con arcillas que elimine las impurezas. El objetivo es controlar la grasa que emana de tu piel y para ello, es fundamental que cuides tu higiene facial. Desmaquillarse siempre con productos de buena calidad te ayudarán en esa tarea.
  • También, puedes tener rojeces, sobretodo en la zona de las mejillas. Algo que suele estar relacionado con la descamación de tu piel y necesitarás aplicar el producto en las mejillas.

Tipos de mascarillas según las zonas de tu rostro

Multimasking

Por lo general, recomendamos que cada semana o cada 15 días exfolies todo tu rostro, favoreciendo la regeneración celular. Ahora, con el verano, el cloro de las piscinas, la sal marina y la continua exposición al sol es más importante que nunca seguir la técnica multimasking.

Así,  nuestra recomendación es que en las zonas donde más se marcan los huesos uses una mascarilla que regenere tu piel. La frente, los pómulos y el mentón son los más castigados por el sol y, además del cuidado rutinario, es donde más atención debemos prestar al extender la protección solar.

Así, en los alrededores de la nariz y en la barbilla es donde os aconsejamos que utilicéis un producto desintoxicante. Para conseguir purificar vuestro rostro e impedir que salgan esos incómodos granos e impurezas.

 

 

 

Dejanos tus Comentarios