La moda quiere acabar con la extrema delgadez de las modelos

La moda quiere acabar con la extrema delgadez de las modelos

Una de las modelos del últimos desfile otoño/invierno 2018 de Saint Laurent.

¿Otro mundo de la moda y el lujo es posible? Si siempre se ha criticado la excesiva delgadez de las modelos que desfilan sobre las pasarelas más importantes del mundo o protagonizan campañas de firmas exclusivas, tocaba que estos mismos dieran un paso para acabar con el problema.

Y eso mismo es lo que han hecho el grupo Kering y LVMH, las dos empresas más importantes de la industria de la moda y el lujo; la primera aglutina marcas como Gucci, Saint Laurent, Balenciaga o Alexander McQueen, mientras que la segunda cuenta en su haber con Dior, Louis Vuitton, Givenchy, Céline o Loewe.

Ambos conglomerados han enviado una carta en la que se comprometen a “respetar la dignidad de cada hombre y mujer del sector”. En ella no solo hablan de imponer medidas en sus cástings y desfiles para garantizar el bienestar de las modelos -un tema muy controvertido después de que en las últimas fashion weeks salieran a la luz muchos supuestos casos de explotación y trabajo en condiciones casi inhumanas para las maniquís-, también a imponer una serie de normas en cuanto a edad y físico.

La moda quiere acabar con la extrema delgadez de las modelos

Una modelo camina ante el público en el último desfile Crucero 2018 de Louis Vuitton.

Conscientes de la importancia que las modelos tienen como influencia en los cánones de belleza actuales, Kering y LVMH se comprometen a suprimir a todos aquellos modelos que se encuentren por debajo de la talla 34 para las mujeres y la 42 para los hombres. Los modelos que se presenten a sus pruebas deberán, además, aportar un certificado médico que demuestre que se encuentran sanos; dicho papel deberá ir sellada con una fecha anterior a seis meses.

Otro de los temas que se comprometen a vigilar es la edad de las modelos que participan en sus desfiles y sesiones fotográficas. Así, con el fin de evitar que se sexualice a menores de edad o que se influya en su educación y estudios, los menores de 18 años tendrán que cumplir un horario y no podrán trabajar entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Además, en todo momento tendrán que ir acompañados por un adulto y se deberá respetar siempre sus compromisos y obligaciones escolares.

Los diseñadores, en el punto de mira

Además, el punto de mira lo han centrado en los diseñadores, de quienes afirman son los responsables de querer trabajar con modelos de la talla 32:Algunos creadores hacen sus propios prototipos en 32. Eso se acabó, las tallas serán desde ahora a partir de la 34, que ya es bastante pequeña, ha afirmado Antoine Arnault, miembro del Consejo de Administración de LVMH e hijo del presidente de la compañía.

La moda quiere acabar con la extrema delgadez de las modelos

El carrusel de modelos cerrando uno de los últimos desfiles de Alta Costura de Dior.

Por su parte, François-Henri Pinault, presidente de Kering (y marido de la actriz Salma Hayek), ha afirmado que este compromiso lo firman con el fin de cambiar la situación actual del sector, muy criticada siempre.Queríamos actuar rápidamente y golpear fuerte, para que las cosas avancen y tratar de incitar al máximo al resto de representantes de la profesión a seguir nuestro ejemplo”, ha señalado.

Louis Vuitton, Gucci o Saint Laurent se han visto en los últimos tiempos rodeados de polémica por realizar campañas de publicidad con modelos extremadamente delgadas, algo que también les sucedió a marcas como Victoria Beckham o Fendi por los maniquís elegidos para sus desfiles. Las revistas de moda más prestigiosas siempre están en el punto de mira y son criticadas por vender cánones imposible. Veremos si este código ético que se ha impuesto logra el cambio en la industria que la sociedad tanto reclama. 

Dejanos tus Comentarios