Marta González: “Hace dos años, cuando me separé, no hubiera imaginado que iba a estar tan bien como ahora me encuentro”

 

Tras su rostro sereno y más bello que nunca, descubrimos a una mujer luchadora y muy preparada

Nos citamos con la hija del torero Dámaso González en su finca de Albacete, donde se encuentra la casa familiar de sus padres y la finca en la que, junto a su hermana, Elena, organiza eventos de todo tipo. Desde luego, son muy buenas anfitrionas. Así lo sintió el equipo de LOVE durante todo el reportaje, en el que hemos podido conocer a una nueva Marta González, que ahora sí se declara “muy feliz”.

Desde luego, Marta, Finca Los Prados es perfecta para una celebración…
Sí, eso intentamos. Procuramos que todas las personas que vienen  estén a gusto, disfruten y se sientan como en casa. La finca tiene un entorno natural muy bonito y sobre todo la ventaja de que se encuentra a cinco minutos de Albacete. En Los Prados tenemos ganadería brava,  por lo que siempre hemos tenido constantes visitas y reuniones de amigos, principalmente del toro, con los tentaderos. Por eso, el comienzo de la empresa fue algo natural. Teníamos ya experiencia en organizar nuestras propias “celebraciones familiares”. Hasta que un día, hace cuatro años,  Elena y yo tuvimos la idea de profesionalizarlo y realizar esos mismos eventos para otras personas. Es un trabajo que nos encanta.

marta-gonzalez-entrevista-4Uno de los aspectos que llamarán la atención, supongo, es la plaza de toros…
A los clientes les sorprende encontrar el ruedo justo detrás de los salones. En esta plaza vienen toreros a entrenar, porque ellos se preparan a puerta cerrada en los tentaderos. La finca está muy vinculada a los toros y a los caballos. En varias ocasiones, hemos organizado incluso certámenes nacionales e internacionales para aficionados prácticos -es decir, para profesionales de otros ámbitos que quieren aprender a torear–, está muy de moda en regiones como Andalucía. También vienen muchas peñas taurinas de España, Francia, incluso de Italia para visitar la ganadería, que es de nuestra hermana Sonia. Este verano hemos tenidos bastantes grupos de este tipo. ¡Ah! Y espectáculos ecuestres como el de Santi Serra, el domador de caballos en libertad.

Imagino que también vives un buen momento por ser tía por primera vez tras el nacimiento de Tristán, el hijo de tu hermana Sonia y de Juan Peña.
La llegada de un bebé es una bendición. Además, es el primer niño que hay en nuestra casa, así que estamos como locos. Es para comérselo. Me sorprendió, lo espabilado que estaba el día que nació.

¿A quién se parece?
Tiene los ojos azules como su padre (Juan Peña), pero también tiene mucho de mi hermana, Sonia. Yo digo que tiene cara de torero (risas).

¿Te han entrado ganas de ser madre?
No, ahora estoy disfrutando de mi faceta como tía. A cada uno le llegan en su momento, y a mí aún no me ha llamado la maternidad.

¿Y de celebrar una segunda boda aquí en tu finca?
De momento, no me lo planteo. Pero sí me gustaría en un futuro próximo, formar mi familia y tener hijos.

marta-gonzalez-entrevista-2Te veo muy recuperada de tu separación de Miguel Palomo Danko…
Hace dos años, cuando me separé, no hubiera imaginado que iba a estar tan bien como ahora me encuentro. En ese momento piensas que no lo superarás, que simplemente aprenderás a vivir con ello. Pero no es así. Con el tiempo todo se supera.

¿Te costó mucho hacerlo?
Creo que hace falta siempre un período de tiempo para que una persona se recupere cuando se pasa un bache. A mí me duró bastante, la verdad. Ahora, por primera vez, puedo decir que estoy feliz y que tengo totalmente superada aquella época de mi vida. Además, creo que cuando pasas una etapa muy difícil, hay que ver la parte buena, la de salir reforzada, aprender de lo que ha sucedido para evitar que te vuelva a pasar.

¿Y qué has aprendido?
Que hay que ser fuerte y hay que tener tu propio espacio siempre. Aunque estés en pareja, no debes abandonar los pilares fundamentales de tu vida, como son la familia, amigos, el trabajo y tus aficiones. Si el quinto pilar, que es el amor, fracasa, puedes sostenerte en lo demás. Sin embargo, si renuncias a tu espacio y todo lo centras en tu pareja, se comete un fallo, un fallo que yo cometí durante el último año de matrimonio. Y lo pagué.

Estás siendo muy dura contigo…
Bueno, es que lo pasé muy mal porque cuando me separé, tenía la sensación de que mi vida estaba vacía. Y no era así, pero yo lo veía de esa manera. Así que he aprendido. Hoy, mi pareja me apoya en todo, y desde luego me deja ese espacio. Me anima muchísimo con mi trabajo y me siento realizada.

Hablando de tu actual pareja el empresario gaditano, Curi Gallardo, ¿cómo decidisteis daros una segunda oportunidad?  
Bueno, lo dejamos  en noviembre y a veces la distancia te hace darte cuenta de lo que realmente quieres. Cuando volvimos a reencontrarnos este verano nos dimos cuenta de lo mucho que nos habíamos echado de menos. Muy a menudo, las personas no valoramos lo que tenemos hasta que los perdemos, no sé por qué, pero a veces es así.

marta-gonzalez-entrevista-3¿Quién ha reconquistado a quién?
Surgió de manera natural. Asistí este verano a la Gala Starlite en Marbella y me quedé unos días con unas amigas para descansar en las playas de Cádiz. Curi es de allí por lo que coincidimos en una reunión de amigos. Nos vimos, hablamos las cosas, pasamos unos días juntos y  decidimos darnos otra oportunidad. Y no nos hemos separado.

¿Qué es lo que más te gusta de Curi?
Hay muchas cosas que me gustan de él y que ahora valoro aún más. Es muy noble, muy buena persona, muy trabajador, es un caballero… y muy divertido. Son cosas que valoro mucho en un hombre. Como pareja, es muy detallista y me apoya en todo.  En esta segunda vez, ya ha venido a casa, ya conoce a mis padres, a la familia. De Juan (Peña) es amigo desde mucho antes, así que eso ha facilitado este encuentro. Para mí, es un paso muy importante el haberle presentado a mi familia.

¿Cómo ves ahora la separación después de tanto tiempo?
Pues cuando sucedió creía que no iba a volver a levantar cabeza y, sin embargo, hoy, me he dado cuenta de que le refrán “No hay mal que por bien no venga” es completamente cierto. Hoy, mi vida, es más bonita que nunca y yo me siento conmigo misma mejor que nunca. Me siento realizada en muchos aspectos que antes no lo estaba.

Dejanos tus Comentarios