Maquillaje de fiesta: brilla con luz propia

Maquillaje de fiestaMaquillaje de fiesta: estas Navidades brillarás con luz propia

Llegan las fechas más especiales del año y querrás estar a la altura de las circunstancias. Te desvelamos las tres claves del maquillaje de fiesta para esta Navidad.

El maquillaje de fiesta de 2016

Las noches más festivas del calendario merecen un look a medida, estudiado para favorecer y para no pasar desapercibida. Al igual que eliges con mimo qué te vas a poner, haz lo propio con el maquillaje para que todo juegue a tu favor y te veas más guapa que nunca. Utiliza las tendencias como una inspiración o una guía que no hay por qué seguir a rajatabla, y adáptalas a tus gustos y a tu estilo personal: si no te ves bien con los labios rojos, está claro: no los lleves. Pero has de saber que según Poppy King, creadora y alma máter de la firma Lipstick Queen, absolutamente todas las mujeres pueden llevarlos: tan solo han de dar con el tono, la textura y el acabado más favorecedor.

Esplendoroso oro

Esta Navidad la feminidad más sofisticada se captura en una paleta pigmentada de tonos mates y satinados que se combinan con reflejos dorados. El resplandor de las lentejuelas, los brillos envolventes del terciopelo y la luminosidad chispeante de las cuentas y la pedrería nos sirven de hilo conductor para un entorno cromático de lo más sofisticado. Y todo ello, sobre una piel con un acabado totalmente natural. ¿Demasiado pedir? No, si tienes las herramientas adecuadas.

Stardust

Ríndete ante el poder del oro y los metales nobles en general y utilízalo no solo para marcar volúmenes en el rostro (cola de la ceja, pómulo, mandíbula), sino también para realzar la mirada e, incluso, escote, hombros y espalda si optas por prendas que los dejen al aire. Un halo de sofisticación para tus noches más especiales.

Labios rojos

Es el tono por excelencia para unos labios de fiesta, tanto en acabado mate como en brillo. Elige el rojo que más te va en función del tono de tu piel: si es clara, opta por los más cálidos (que tienden a naranja).
Y si es oscura, apuesta por los rojos fríos con subtonos rosas y azulados, como los burdeos y berenjenas.

Piel perfecta

Luminosa, sin rastro de fatiga, y, por pedir, con un acabado totalmente natural y un efecto desnudo. Lo conseguirás con bases que unifican el tono y embellecen la tez sin efecto materia. Realza los volúmenes naturales de tus facciones y termina el look dándole un toque más festivo con unos
polvos ligeramente irisados.

Escribe tus comentarios