Malia Obama, acosada y perseguida por un falso invidente

 

A veces el precio de la fama puede ser muy alto para algunas celebridades, que tienen que lidiar con acosadores disfrazados de fanáticos que pueden llegar a provocarles serios problemas.

La última víctima ha sido la hija mayor de Barack Obama, Malia, que está disfrutando un año sabático en Nueva York, antes de comenzar su carrera universitaria en próximo otoño en la Universidad de Harvard, donde seguirá los pasos de sus padres y estudiará en la Facultad de Derecho de esta gloriosa escuela.

Malia Obama en New York.

Mientras tanto aprovecha el tiempo haciendo prácticas de empresas que están directamente relacionadas con el mundo del cine, en The Weinstein Company y el Tribeca Film Center en la Gran Manzana.

El supuesto acosador, que responde al nombre de Jair Nilton Cardoso y se hacía pasar por ciego, intentó acceder al edificio, en el West Village, donde la joven es becaria para pedirle a gritos que se casara con él. Le dieron el alto, abandonó el edificio, y la terrible situación quedó en un susto.

Barack Obama con su hija Malia.

Pero lo que parecía ser un gesto aislado, acabó convirtiéndose en una pesadilla para la hija de Obama que fue perseguida por él por las calles de Manhattan y el servicio secreto tuvo que volver a intervenir.

Para evitar que la situación volviera a repetirse, el Servicio Secreto acudió al domicilio de Cardoso para interrogar al acosador porque se dieron cuenta que Jair era la misma persona que en el pasado había intentado ingresar en la Casa Blanca cuando Barack Obama tenía el poder.

Los agentes le llevaron a un centro psiquiátrico para evaluar su comportamiento y es se está barajando la posibilidad de presentar cargos sobre él.

Malia se suma a la larga lista de famosos que han sufrido las persecuciones y molestias de un acosador. Entre ellos: Jaime Cantizano, Kiko Hernández, Paz Padilla o Taylor Swift.

Malia Obama.

Escribe tus comentarios