Dos años sin Lina Morgan: ¿qué fue de su herencia?

La actriz Lina Morgan en una imagen de archivo.

Hoy, 19 de agosto, se cumplen dos años de la muerte de una de las grandes actrices cómicas españolas. Tal día como hoy dos veranos atrás nos dejaba Lina Morgan (o María de los Ángeles López Segovia, su nombre real). La que se hiciera famosa sobre los escenarios, triunfara en el cine y arrasara en la pequeña pantalla con series y revistas era velada en el Teatro La Latina; de su propiedad, el icónico edificio le pertenecía desde hacía años.

Aparte de dejarnos grandes momentos y frases para el recuerdo, la protagonista de Hostal Royal Manzanares y La tonta del bote dejó a sus herederos una importante fortuna. Fruto de sus años de duro trabajo -compaginando cine, televisión y teatro en ocasiones-, Lina Morgan acumuló un gran patrimonio y unas cuentas corrientes más que saneadas.

Leandro de Borbón saludando a Lina Morgan en una imagen de archivo.

Hace unos días, por ejemplo, revelaba Marisol Ayuso en Sálvame Deluxe la cantidad de dinero que cobraba Lina por cada capítulo de Hostal Royal Manzanares; la que fuera su gran amiga y compañera en obras como Celeste tiene un color afirmaba que la actriz llegaba a cobrar 32 millones de pesetas por episodio, casi 200.000 euros actuales.

Emitida en Televisión Española entre febrero de 1996 y enero de 1998, la serie contó con 61 episodios. Sabiendo estos datos, podemos calcular que, solo por este éxito en la pequeña pantalla, Lina Morgan se embolsó casi dos mil millones de pesetas, unos doce millones de euros. Desde luego, la actriz le sacó partido a su papel de Reme, una mujer de pueblo que llega a la capital dispuesta a empezar de cero.

¿Qué fue de la herencia de Lina Morgan?

Lina Morgan

La actriz Lina Morgan en un momento de la representación de la obra El último tranvía.

Al poco de fallecer la actriz comenzaron las especulaciones con la cantidad a la que ascendía su herencia. Al no tener Lina Morgan hijos, enseguida aparecieron los primeros rumores sobre a quién iría destinado su patrimonio multimillonario. Entre 10 y 40 millones de euros en total se tasaba su herencia en diferentes medios.

Un piso de lujo en Madrid, situado cerca del Parque del Retiro, estaba valorado en millón y medio de euros; aparte, su espectacular colección de abrigos de piel y joyas -que algunos expertos señalaban más increíble aún que la de la mismísima Sara Montiel- y el dinero depositado en sus cuentas bancarias buscaban dueño.

Lina Morgan

Lina Morgan caracterizada como la protagonista de La tonta del bote. 

Su testamento lo dejaba claro: la actriz no nombraba heredero a nadie de su familia, ni siquiera a su sobrino, sino a su chófer durante décadas: Abelardo González Álvarez. Su hombre de confianza fue más que un simple empleado para la actriz, y por eso le legó la mitad de su herencia, que le sería entregada en dinero en metálico según dispuso en el testamento. Daniel Pontes de Dios, su secretario, se quedaba según el mismo documento con sus bienes materiales y acciones.

Eso sí, también sorprendió que, al final, no se legara nada de la herencia de la actriz a su gran amigo el Padre Ángel. El fundador de la ONG Mensajeros de la Paz y la actriz tenían una muy buena relación de amistad, incluso ella era madrina de la organización benéfica y colaboraba en vida de forma activa, pero ni un euro de su millonario legado fue a parar a manos de la famosa casa de ayuda.

Dejanos tus Comentarios