Los motivos de la Reina Letizia para sonreír en su 45 cumpleaños

Doña Letizia sonríe durante su viaje a Reino Unido el pasado mes de julio.

La Reina Letizia cumple 45 años, una fecha muy especial para ella, en uno de sus mejores momentos. Más allá de su impecable labor como monarca, desvelamos algunos de los puntos básicos por los que la Reina brilla cada día con más luz propia. Repasamos las claves de nuestra Reina para felicitarle por su cumpleaños.

Una felicidad plena que se refleja, además de en su sonrisa, en todas las facetas de su vida. La excelencia siempre es una de las bases de Doña Letizia, una máxima que se transmite en su vertiente profesional y personal. Así lo definen hasta los propios astros para ella. Su signo, Virgo, como nos cuenta Ariel para LOVE, le dota de una naturaleza muy instruida, muy perfeccionista respecto a lo que desea lograr y con una gran pasión por el altruismo.

Doña Letizia y la felicidad familiar

Tierna imagen de los monarcas el día de su boda en el Palacio Real de Madrid.

Los expertos lo tienen claro: al hablar de dicha es fundamental hablar de la familia y los seres queridos. Don Felipe y Doña Letizia, trece años después del ‘sí quiero’ ante más de 1.200 invitados, siguen demostrado su buena sintonía. Una boda que fue, más allá de un acto institucional, un acto de amor. Testigo de ello son los cines Renoir en Madrid siempre que pueden; hace menos de un mes, ambos disfrutaron del estreno de Verónica. Un tiempo de calidad para los dos, que disfrutan compartiendo sus aficiones, como un matrimonio más.

Una felicidad en su relación a la que se sumó la llegada de sus dos hijas. La reina Letizia se centra especialmente en la educación de sus niñas, Leonor y Sofía, a las que dedica todo el tiempo que puede dentro de sus compromisos reales. Juntos comparten  tiempo en familia, como en sus recientes vacaciones en Mallorca, donde pudimos verles muy felices a los cuatro en la localidad balear de Soller en un entrañable paseo familiar.

Don Felipe y doña Letizia se han mostrado muy pendientes de sus hijas.

La princesa Leonor, de 11 años, y la infanta Sofía, de 10, son la mayor alegría para sus padres, que buscan la mayor normalidad para ellas en su infancia, tal y como hiciera Lady Di con los príncipes William y Harry.

Su labor solidaria

La Reina destaca además por su faceta de excelencia profesional. Desde su carrera como periodista en CNN+, Boomberang o TVE, ya sentó las bases de su gran implicación con las actividades que ejerce. Un aspecto que seguro transmite como valor fundamental para sus dos hijas. Ahora, en su labor como monarca se ha centrado especialmente en el ámbito de la solidaridad y las  causas benéficas.

Una cara, que le ayuda a conectar con los problemas de los más vulnerables. Así, entre otras asociaciones, Doña Letizia es titular en la Cruz Roja, la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción y la Federación Española de Enfermedades Raras, como lo fuera la Reina Sofía. Así lo demostró en su viaje solidario a Honduras. “Mi visita tiene como objetivo conocer de primera mano los proyectos de cooperación española y tener un contacto directo con los beneficiarios. Además voy a conocer cómo se desarrollan los proyectos sobre el terreno”.

Muy atenta con los más pequeños, durante una visita a un colegio.

Pasión por las letras 

La afición de Doña Letizia por la lectura hace que callejee de incógnito por Madrid para visitar sus librerías fetiche. Su círculo cercano la define como una lectora prolífica que lee desde ensayos hasta el último best-seller del año. Este interés por los libros se lo ha inculcado también a sus hijas desde bien pequeñas. La Feria del Libro de Madrid es uno de los momentos en los que podemos ver a la Reina disfrutando de esta pasión por devorar libros. 

Dejanos tus Comentarios