El tremendo drama de Kiko Hernández: “Una de mis hijas estuvo apunto de morir”

Kiko Hernández reaparece dos meses después de ser papá

Kiko Hernández acudió a Sábado Deluxe para contar como afronta sus primeros dos meses como padre. Recordemos que las niñas nacieron de forma prematura a los seis meses y tres semanas.

Y es que aunque el nacimiento estaba previsto para febrero, Abril y Jimena tuvieron prisa por nacer y convirtieron el 19 de enero en el día más importante del año para el colaborador.

Kiko Hernández habla de sus dos meses como padre por primera vez en el Deluxe.

Kiko Hernández habla de sus dos meses como padre por primera vez en el Deluxe.

Las niñas nacieron antes de tiempo porque Jimena comenzó a desprender la placenta. Mi gestante acudió al hospital porque sentía un dolor inusual. Le dijeron que si no nacían en una hora, las tres podrían morir”, contó Kiko.

Al nacer antes de tiempo las pequeñas, que no pesaban ni un kilo cada una, han pasado sus primeras semanas de vida en la incubadora cogiendo peso para poder regresar lo antes posible a España. “Cabían en la palma de mi mano. Cuando las vi entubadas me puse a llorar”, reconoció.

El colaborador sintió mucho miedo porque estuvo a punto de perder a una de las niñas, Jimena: “Nació con parada cardiorrespiratoria. Me preparé para lo peor. Pensé que la iba a perder. Me lo pintaron muy, muy mal. Jimena luchó como una campeona. Todos los días cogía su mano y le hablaba”.  Tanto sufrimiento le llevo a pensar en negativo: “Hay un momento en el que me arrepentí de haberme metido en todo esto”, reconoce.

Kiko Hernández: "Mi vida ha cambiado a mejor".

Kiko Hernández: “Mi vida ha cambiado a mejor”.

Por suerte, todo ha tenido un final feliz y Kiko ya disfruta de sus pequeñas en España. Eso sí, lanzó un mensaje contundente al gobierno: Si no llego a ir con mi madre me habría vuelto loco allí solo, porque ha sido mucho sufrimiento. Es una vergüenza que alguien que quiera ser padre tenga que pasar por lo que yo he pasado y que el Gobierno se tape los ojos”, confesó.

La parte económica también ha supuesto enorme esfuerzo para él: “Calculo que en gastos de hospital he tenido que pagar casi un millón de euros”. Un trámite muy largo y costoso que ha podido afrontar gracias a Sálvame y a lo que he ganado trabajando aquí durante 15 años he podido tener a mis hijas y, por eso, quiero tener el gesto de enseñarlas”.

Kiko Hernández enseña una fotografía de sus hijas, Abril y Jimena.

Kiko Hernández enseña una fotografía de sus hijas, Abril y Jimena.

Otras noticias relacionadas

Kiko Hernández: “Cuando me dijeron que iba a ser padre, por fin, estuve media hora llorando”

Escribe tus comentarios